[ Boom Escape ] Cuando decides que vas a Cubick Madrid a salvar a la humanidad


Este miércoles pasado a última hora nos enfrentamos al reto de Boom Escape de Cubick Madrid. Es un juego que proviene de una empresa que se encarga de realizarlo y distribuirlo y que se lleva para algunas de las salas de escape de España. No es una Escape Room tal y como lo entendemos (Sala en la que hay que rebuscar cosas, enlazar con otras y escapar de la sala o salas que tienen), sino más bien un reto en el cual con sólo dos cajas tendremos que conseguir desactivar una bomba de última tecnología que se encuentra en la habitación. ¿Preparados? No, ¿Listos para salvar el mundo? Tampoco, ¿Con ganas de retos aunque el mundo explote? ¡SÍ!.

Llegamos a la hora acordada -ni antes ni después- al lugar donde ya habíamos disfrutado de La Entrevista, una de las mejores salas de Madrid sin lugar a dudas. Había otro grupo de personas esperando frente a la puerta y entramos todos al lugar donde un militar nos esperaba para prepararnos ante la aventura. No parece que fuéramos a tratar de salvar el mundo porque algunos estaban a punto del ataque de la risa, entre los culpables que nos habían llevado a esta misión.


Nuestra misión estaba bien bien clara: "La bomba tecnológica de última generación está a punto de explotar, completa cada una de las pruebas y conviértete en un auténtico agente Boom Escape".

En este caso aunque somos dos grupos jugamos de forma individual, cada grupo en su sala sin tener interacción con el otro grupo. Existe la opción de si fuéramos un grupo grande coger las dos salas -que aunque sean gemelas por el espacio no comparten las mismas pruebas ni respuestas- para hacerlo en modo batalla pero en este caso cada uno juega de forma individual aunque comparten al Game Master.



Disponíamos de 90 minutos ¿Mucho tiempo? Pues va a ser que no, hay tantas cosas que hacer y que averiguar que esos noventa minutos se van volando. Pasan como un suspiro, como si uno no se diese cuenta. Una sala con una pizarra, dos cajas, una especie de máquina para pedir pistas y un lugar para meter tus pertenencias mientras juegas. Comienza el juego.

El juego es, más o menos, lineal aunque en algún que otro momento uno puede ir de guays y saltarse algún paso... pero claro, si algo te dicen claramente desde el comienzo es que no pierdas de vista la bomba ni lo que te va diciendo. Hay música, hay voces y hay una comunicación directa con el Game "militar" Master que se encarga de ir guiando al equipo.

Realmente creo que hemos estado un poco espesos pero eso ya lo llevábamos de casa. Porque además de los propios giros que tiene el juego... nosotros hicimos los nuestros propios:


Yo: Vale, ¿Cómo se abre (Objeto X que no voy a decir)? 
¡Seguro que hay una manera especial de abrirla!

Yo poniéndome intensito.


Óscar: Desenroscando 

Kim Kardasian es un pozo de sabiduria. Bueno, a lo mejor no tanto pero esta frase lo es.

Las pruebas de este juego, como ya pasaba en Una Extraña Mercancía de Dale al Coco, son más de inteligencia, de girar un poco la mente y ponerla a pensar. Como si fuera una de estos libros que te van poniendo acertijos aunque utilizando elementos mucho más visuales y tematizados en lo que estábamos jugando. Mucho ambiente militar por doquier. ¡A mí la legión!

No sé si este es de la legión pero ¡HAZME TUYO!

¿Conseguimos salvar a la humanidad y ser unos héroes nacionales como aquella barrita de ese capítulo de Los Simpsons a la que hacen un desfile? Pues va a ser que sí... aunque en el segundo cero. Vamos, que a escasas milésimas que no estuvieras leyendo esto porque la Tierra hubiera explotado y estaríamos en algún otro lugar o en la nada. El otro grupo había salido 23 minutos antes... un grupo organizado de los que va de sala en sala, unos frikis... WAIT... como yo, pero más organizados.

Así me puse yo cuando vi que en el segundo 0 salimos.


Cosas a mejorar:

- Aunque para mí está bien explicado, a algún amigo le parece que la explicación del juego en la página web no es lo suficientemente clara para saber a que se va y que no se confunda con una sala de escape al uso. Esto da para un debate sobre conceptos porque cada vez se va ampliando los tipos de juegos que se están presentando.

- ESE candado. Con eso es suficiente, eso es una putada como una casa. Por mucho que esté explicado claro y demás. Sigue siendo una putada, pero mucho porque aunque sepas la respuesta hay que tener unos dedos que no sean de mantequilla y seguir una precisión para realizarlo.

- Pensaba decir lo de los Walkies pero en realidad en esta ocasión son Walkies de calidad que se escuchan perfectamente y además el Game Master escucha todo lo que decimos porque la habitación tiene micrófonos... eso o tiene un oído impresionante... o nos lee la mente. Espero que no me leyera la mente. De verdad.

Nivel de nervios tras salir de Boom Escape

Pros:

- Su Game Master -no puedo decir el nombre porque no lo recuerdo, y creo que como buen militar no nos lo reveló, granuja- sabe perfectamente lo que hace y donde se encuentra. Juega muy bien las bazas, al menos lo hizo así con nuestro equipo, porque da la sensación que se adapta al comportamiento del mismo. A nosotros nos pilló perfectamente el punto y creo que ha sido uno de los más divertido con los que he jugado.

- El cambio de concepto es una forma alternativa y de juego más allá de las Escape Rooms tradicionales, para mi son un complemento. Si sois amantes de revolver habitaciones, conseguir llaves y demás, no es vuestro lugar pero si os gusta alternar con otros juegos diferentes en el que os pone más a prueba vuestra inteligencia sin tanto rebuscar... ¡A jugar!

- La bomba en sí, que es todo un mecanismo de última generación y es capaz de mantenerte en tensión en cada momento de una forma más bien sencilla pero eficiente.

Seguid así, en buen camino, amigos de Cubick

Conclusión: Recomendable para muchos jugadores y hacerlo en modo batalla.

Sin duda creo que estos juegos que dan opción de batalla son mucho más jugosos para hacerlo en competición, da más vida y el pique te puede poner mucho más alerta y estar más inquieto con el paso de los minutos y la posibilidad de que la bomba explote.

Cubick sigue siendo marca de calidad y por eso es una de las salas mejor valoradas de Madrid porque se lo ha ganado por méritos propios. Además, ha conseguido salir de ser llevada por una sola persona -su creador en Madrid- para tener ya a varios empleados que han conseguido transmitir su misma filosofía.


Calle Tellez 3, Madrid (Metro más cercano: Menéndez Pelayo, línea 1)
Si quieres saber donde hay más Boom Escape en España, pincha aquí

Comentarios

Entradas populares de este blog

Isaac [Sam en Whitechapel Room Escape]: "El 90% del público viene a la experiencia más fuerte"

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]

[ Entrevista The Witching Hour Room Escape ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"