[ The Narcos ] Entre carteles de drogas anda el juego en Unreal Room Escape


De mundo turbio a mundo turbio, más drogas nos esperaban tras Kidnapped in Bcn. En esta ocasión nos trasladamos a las instalaciones de Unreal Room Escape en L'Hospitalet donde hace un año viví emocionantes aventuras dentro de La Mina. El grupo había mutado con nuevas incorporaciones para esta misión. Aunque la realidad es que la primera de todas fue la de lograr localizar una máquina que me dieran una T10 en una estación de ferrocarril cercana, todas las máquinas estaban reveladas. Pero eso es otra historia. Nuestra misión ya estaba a punto de empezar.


¡Arriba los juegos donde hay droga!... No, no es droga real. Viciosos.

Todos los implicados en nuestro cartel de droga estábamos en la puerta del local a la hora indicada. Preparados. Listos y organizados para dejar nuestros efectos personales antes de infiltramos en una peligrosa misión de la que, fijaté tú, podríamos no llegar a salir con vida.

Nos recibe Guille, nuestro Game Master metido perfectamente en su personaje, para acojonarnos un poco y ponernos al día de que es lo que está sucediendo en ese lugar. Esta es la historia en la que nos vamos a meter en unos minutos. Pueden ver un vídeo y leer unas breves líneas:



"Durante muchos años las bandas del cartel de la droga han librado duras y sangrientas batallas para intentar apoderarse del máximo terreno posible y poder así llegar a más consumidores para hacerse los más poderosos y ricos de la zona.

Todo esto ha llevado consigo innumerables muertes y miles de millones gastados en armas, asesinos a sueldo, sobornos, etc…

Por suerte nosotros manejamos la situación en nuestro país y ahora estamos a punto de ir un paso más allá con una nueva droga llamada DEXTRONETOL que sacaremos a las calles próximamente.

Pero antes de eso nuestra lucha es ahora contra nuestro principal enemigo: el “Cartel de Salazar” el cual nos ha robado 4 kilos de nuestra nueva sustancia y tenemos que encontrarla cuanto antes.

Desgraciadamente no sabemos cómo ha podido suceder pero esto no va a quedar así…

¿Estáis preparados para acabar con el cartel rival?

¡Al enemigo Plomo!"


Creo que estoy un poco nervioso, dame de esa mierda que estás fumando

Una vez enterados de todo, al particular estilo de nuestro Game Master, nos toca subir al piso superior  del local donde se va a desarrollar la acción. Una vez entremos por su puerta, el tiempo comienza a correr... A tanta velocidad como va a ser el número de pruebas que vamos a realizar en el máximo de los 80 minutos que dura The Narcos. Tenemos que recuperar la droga. He dicho recuperarla, no esnifarla, ni venderla, ni traficar con ella... Sabíamos que la misión no sería sencilla y que el espacio en el que estábamos tampoco era demasiado seguro. Todo bien. Una vida llena de emociones.

El lugar es muy grande pero en él hay una gran cantidad de pruebas de todo tipo. Desde las típicas de "Venga va, No puede ser eso" y ser eso, hasta "No, pero si en una Escape Room la máxima es que no se puede hacer eso" y hay que hacerlo. Pero eso sí, todo pasa a toda toda velocidad. Uno va haciendo grandes descubrimientos, recuperando droga y encontrando muchos objetos a los que darle uso. Lo que le hace sorprendente, además de una ambientación trabajada en la que nos situamos, es que hay varios momentos de estos que parece que estás a punto de terminar, pero no lo haces porque el juego sigue, y también momentos surrealistas en los que te sigues preguntando, y van tres, "Eso no hay que hacerlo, ¿no?". Todo va muy muy rápido, con elementos sorpresas que uno no se espera y hasta un final que te permite dejar el juego en todo lo alto.

Nosotros jugando y haciendo mil cosas a la vez

Así la reseña va a la misma velocidad. El paso de las pruebas, la recolección y las misiones que se van haciendo a medida uno vaya superando los retos que le pone la sala. La intervención del Game Master es sólo en los momentos en los que vea que hay un atasco o tienes un problema, sino él te deja jugar sin ningún problema dándote una buena sensación de libertad y que el jugador está llevando el rumbo de la partida.

Conseguimos la misión, recuperamos la droga y nos fuimos con todos los honores a nuestra casa. Sólo faltó que nos pusieran unas medallitas o nos dejaran alguna de esas metralletas de recuerdo, pero salimos sabiendo que habíamos disfrutado mucho y que el mundo de los narcotraficantes, tras estos dos días, cada vez tenía menos secretos para nosotros.

Cuando tienes que disimular en un lugar que no está pasando nada

Cosas a mejorar:
*Aprovechar aún más las posibilidades de interacción que puede tener el juego, incluso por medio del audio y el final,es una muy buena idea, podría perfilarse aún más para hacerlo más a lo grande. Rizar un poco el rizo

*El tema que haya muchas pruebas da la sensación que en momentos te estás perdiendo la acción da si sois muchos jugadores. Al menos, en mi caso, hay pruebas que ni siquiera vi, ni me enteré, y sólo al salir pude descubrir que era lo que estaban haciendo parte de mis compañeros. Aunque esta "cosa a mejorar" es a la vez un "pro" de la sala. Ironías de la vida.

Como acabar con la imagen de tu infancia en un solo gif

Pros:
*Guille, el Game Master, se encarga de meternos en el juego y de guiar en los momentos necesarios

*Es una sala llena de juegos, LLENA, nos dijeron que a día de hoy es la que tiene más juegos en España. Con tantos juegos los hay más clásicos pero también hay algunos muy originales.

*Buena decoración que recrea la situación en la que nos encontramos.

*La originalidad de la estructuración del juego y la forma en la que se suceden las cosas, el timing del juego hace que tengas muchos momentos de sorpresa.

*Muchos detalles en forma de audio, visual y las propias pruebas.

*No hay momento de parar. Es de las pocas salas que siempre todo el mundo puede estar haciendo algo.

Venga, todos a buscar las drogas. Come on!

Conclusión: ¿Nunca habéis querido trabajar en un cartel de drogas? Es una buena oportunidad.
The Narcos es una sala con una buena inmersión en la que uno no va a parar de jugar desde el comienzo hasta el final. Siempre hay cosas para hacer e incluso siendo pocas personas creo que se puede disfrutar más del juego, por eso de tener que ir (por narices) más pausado. Tiene algunas sorpresas, diversas ambientaciones y toda la emoción de ir recogiendo droga como si fueras el prota de la serie de Netflix.


Calle Bacardi, 32, L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona 
(Metro más cercano: Santa Eulàlia (Línea 1) a 10 min; 
Ferrocarril: Ildefons Cerdà – Líneas: R5,R6,R50,R60,S4,S8,S33,L8 a 2 min andando)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Isaac [Sam en Whitechapel Room Escape]: "El 90% del público viene a la experiencia más fuerte"

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]

[ Entrevista The Witching Hour Room Escape ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"