[ ActionHouse - Room Escape & Roleplaying ] Más aventureros, más inmersivos y más locos que antes... a partir del 12 de junio


Las famosas puertas moradas de Action House - Room Escape & Roleplaying se encuentran preparando su re-apertura. "Más aventureros, más inmersivos y más locos que antes" así reza el eslogan de mi sala favorita de la capital. A partir del viernes 12 de junio se podrá volver a jugar a sus dos clásicos, pero renovados y rejugables, Escape Rooms. Aunque las reservas ya las tenéis abiertas en su web.


Action House sigue apostando por ese look divertida, desenfadado donde la interacción, los personajes y las idas de pinza siempre están presente en las dos historias que nos plantean:



Era raro que el famoso periodista y profesor universitario Alejandro Altarriba faltase a sus clases.

Era aún más extraño que se saltase su clase de ballet de las 5 de la tarde, y olvidara el tutú en su taquilla.

Pero era algo inaudito que don Alejandro no se presentase a la reunión del periódico de la universidad para decidir si dejábais de usar el término “más mejor” y utilizar “mucho mejor”, porque, por supuesto, suena más mejor.

Cuando llegáis a su despacho, el profesor no está y todo está revuelto, no hay rastro del profesor. No responde ni en su casa, ni en su móvil, ni en el Tinder... cosa rara, rara.

Véis un sobre bajo la mesa. Al ver que no es propaganda electoral ni una factura de la luz, decidís abrirla por si contiene algún cheque al portador. Dentro, una nota manuscrita dice:

“Necesito a los mejores periodistas para ayudarme con esto... pero están todos ocupados y por eso os necesito a vosotros.

Debéis ir a una casa escondida en un pequeño sótano, en la calle Luis Vives 6, en Madrid. No es un Palacio, pero tampoco es un antro... como al que vais a tomar copichuelas los fines de semana, ahí, pim pam trucu trucu. La puerta tiene un sutil tono “morado puñetazo” (se ve que el dueño quiere pasar desapercibido). Mínimo, el curioso propietario, que acaba de heredar la casa, será vuestro contacto, o será Bruno, el Mayordomo, espero que sea uno de ellos dos quien os atienda.

Tenéis que ayudarme a desvelar lo que está ocurriendo en esa casa, pues no es nada normal.

No os digo más, por no haceros spoiler.

Atentamente: Alejandro Altarriba”

Sin pensarlo ni un minuto os ponéis en camino a la dirección indicada, pues como en los mejores thrillers, lo de llamar de antemano a la policía para que se encarguen ellos, es tontería.

¡Quién sabe lo que encontraréis al llegar…! ¿Misterio? ¿Traición? ¿...o una sala de escape?






Recurro a ustedes, en mi carácter de empresario a la antigua usanza y magnate del petróleo, para encargarles una misión cuya recompensa les permitirá pegarse una vida de holgazaneo. Aunque tras esta misión siempre pueden decidir cambiar de trabajo y dedicarse a algo donde sus habilidades sean también útiles: como la política, o la administración de fincas, si les resultan atractivas.

La misión, en cuestión, es la siguiente:

Necesito que acudan al número 6 de la calle Luis Vives de Madrid. No tiene pérdida, es la puerta morada más discreta del barrio de Prosperidad. Se trata de una vieja casa semisótano, sin mucha cosa de valor en su interior…

El dueño tiene un proyecto muy interesante, quiere desarrollar un nuevo tipo de vehículo ecológico y vegano - vamos, que funciona con gazpacho - la cuestión es que está en fase de diseño y sólo tiene un primer borrador de los planos. Y me han asegurado que sólo tiene esa copia de los planos.

Quiero que me traigan esos planos para que no pueda desarrollar su proyecto. Tienen que entender que haría mucho daño a mi saludable negocio petrolífero.

Se lo voy a poner aún más fácil, tengo el chivatazo de que ha contratado a una empresa de exterminación de ratas. Ustedes van a hacerse pasar por trabajadores de esa empresa cuyo nombre es: “Te lo mato, bien matao S.L.”

Sin pensarlo ni un minuto os ponéis en camino a la dirección indicada, pues no está la cosa como para desperdiciar la oportunidad de sacarse un pastizal.

¡Quién sabe lo que encontraréis al llegar…! ¿Misterio? ¿Traición? ¿...o una sala de escape?

Toda seguridad es poco, hasta el angelito tiene... aunque no se la ponga bien

Además de jugar lo haréis con todas las medidas de seguridad necesarias para que jugar sea divertido pero seguro también como el uso obligatorio de mascarilla, desinfección de manos antes y después de la partida, no estar permitido el uso del aseo y la limpieza y desinfectación de la sala entre cada sesión de juego. Podéis ver todas las medidas, en este enlace.

Así que ya sabéis, si os apetece disfrutar de las Escape Rooms, de aventuras llenas de interacción, de risas aseguradas, tensión y un lugar diferente, estáis tardando en hacer vuestra reserva en Action House. 


Calle Luis Vives, 6, Madrid [Metro más cercano: Prosperidad, Línea 4 y Cruz del Rayo, Línea 9]

Pósters de los juegos: Asier Sancho Senosiain

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ 60 minutos para morir ] 10 cosas que pueden aprender los que nunca han jugado a una Escape Room de esta película

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]