[ Ratas de Biblioteca ] Perdido en la biblioteca sabiendo que hacer busco manuscritos


Vale, lo reconozco. Después de jugar a Un Caso Perdido y ¡Hereda como puedas! tenía mono de hacer la segunda sala de Action House. Que no estoy enganchado pero es verdad que los juegos de escape tienen esa capacidad de hacerte concentrarte en el "Aquí y ahora" de una forma espectacular y en especial las de este lugar. Por desgracia hacer esta sala será una forma de decir un adiós de forma temporal porque ya me he hecho todas sus salas y juegos en vivo que ofrecen pero tenía ganas, muchas, a Ratas de Biblioteca por lo que abandoné a alguno de mis compañeros habituales de aventuras por otros... ¿EN QUIÉN ME HE CONVERTIDO?.


A estos juegos de escape sólo les falta una cabecera con los protagonistas o algo
Un mayordomo que deja que desear, Pruno; un acaudalado coleccionista de arte, Ramón Calavera III; un arqueólogo que ha perdido la cabeza y nosotros, los ladrones de poca monta que por una baja cantidad de dinero nos vendemos al mejor postor. Ya sabéis como está la crisis. 

Nuestra misión: hacernos con ciertos manuscritos para el sr. Calavera III y entregárselos, así nos daría nuestro dinero, él tendría los manuscritos (que no sabemos para que los quiere) y todos tan felices.

"Perdona, ¿Podemos pasar a la Biblioteca? pero así sin fuerza ni nada"

Hasta aquí lo que se puede contar de la sala porque este juego de escape que vuelve a convertirse en una aventura que se convierte en un mashup de aventura gráfica, película y con sus propios giros de guión en el que hay que estar muy atento a todo lo que va sucediendo.

Poner de nuevo al coco en funcionamiento, descubrir lugares, objetos y a veces girar todo... y otras veces ser mucho más evidente de lo que queremos ver. Hay algunas guías sobre tipos de jugadores de este tipo de salas de escape que no pueden ser más ciertas.

Cuando una persona hiperactiva entra en un juego de escape

Ser observador y no perder la calma, algo que en nuestro grupo decidimos no hacer y el comienzo fue como sentirse como pollos sin cabeza con cuatro personas gritando: dos ya jugadores avanzados (uno de ellos intentando ser Zen y otro atacado hiperactivo viendo como bajaba el tiempo del contador) y dos jugadores nuevos, que lo han hecho mejor de lo que ellos creen, porque la virginidad en estos juegos te permite una perspectiva diferente a aquel que ya ha jugado algunas veces. 

Aunque, aún así, esta sala sigue siendo muy diferente a las de otros juegos de escape que hay actualmente en Madrid. Algo importante en la marca personal de cualquiera empresa: La diferenciación de los demás.

Un honor encontrar a gente tan friki como tú en un ambiente diferente

Una hora que se vuelve a pasar volando, casi diría que ha sido la sala en la que el tiempo más rápido se me ha ido. Muchas sorpresas, investigación, giros y guiños. Al terminar el juego, que no ganamos por unos pocos minutos, siempre se puede preguntar sobre cosas que suceden en la sala, y frikadas curiosas de los objetos que se encuentran en ellas. 

Como siempre el secreto de lo que sucede y lo que hay en su interior es importante para que los futuros jugadores disfruten de la sala. Ratas de Biblioteca es otro giro más porque cuando uno piensa que ya no puede suceder cosas nuevas... suceden. Disfrutar de meterse en el juego, la tensión del momento y comprobar como cada uno de los jugadores es diferente unos a otros por lo que la combinación puede dar resultados de los más variopintos.

El Game Master es como un diamante en el centro de una habitación, atrayente.

Como curiosidad en esta partida, el Game Master (Tocayo mío, por cierto), se aprendió los nombres de todos nosotros (Será porque nos pasamos media partida gritándonos unos a otros) y cuando daba pistas las hacia personalizadas hacia las personas que se encontraban con determinados puzzles, se encargaba de orientarnos cuando estábamos un poco perdidos y también nos prestó un par de minutos más para tratar de resolver la última prueba... 

...pero no lo conseguimos aunque, en realidad, lo importante es disfrutarlo y yo volví a salir con una sonrisa en la boca. Esto es como cuando uno es friki de los parques temáticos (levanto la mano), no es sólo las atracciones -en este caso el juego-, es todo lo que le acompaña -ambientación, inmersión, sensación de evadir la realidad, música...- y Ratas de Biblioteca vuelve a pasarlo con una nota alta confirmando que es el mejor lugar de juegos de escape de la capital con honores y medallas.

¿Quién dijo ganas? 

De tercera sala todavía no han desvelado nada pero preguntados por los planes futuros de Action House está el recuperar el ¡Hereda como puedas! en una versión navideña para finales de 2017 -se llenaron todos los pases que realizaron para la edición de Halloween, dejó muy buen sabor de boca y a muchas personas con ganas de jugar- y vendrá renovado con nuevas pruebas, juegos y demás aunque con el mismo objetivo ¡Conseguir dinero!; y de cara a 2018 llegará el juego de rol de La Mansión Moriarty donde los jugadores encarnaremos a una serie de personajes que tendrán sus habilidades, peculiaridades y que será lo más parecido a una película real en formato juego.

Como La Mansión de Moriarty sea de un Moriarty como este... Qué Dios, o George Lucas, nos pille confesados

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Ruta por Barcelona: El maratón de 13 Escape Rooms en 3 días ]

[ Entrevista The Witching Hour Escape Room ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"

[ La Juguetería Maldita ] Pasarlo mal para pasarlo muy bien, la primera sala de The Witching Hour Room Escape