[ The Darkness ] Lighthouse Escape nos hizo meternos en to' lo oscuro


Salimos el lunes 2 de marzo por la mañana de Madrid con destino Barcelona para comenzar una ruta de Escape Rooms por la ciudad condal y alrededores. Un coche. Cinco personas y un no parar de charla durante el recorrido. Tanto fue así que el viaje se nos pasó volado. Llegamos a L'Hospitalet de Llobregat. Aparcamos. Comimos algo en un bar cercano al local, el cual ya habíamos localizado con su reconocida fachada con la cinta de policía, y mientras veíamos como algo lejano lo del coronavirus... Vaya, parece hace meses y fue hace poco más de veinte días. Habíamos oído cosas de The Darkness -no confundir con el grupo musical- que la hacían muy jugosa, así que metidos en modo periodista de investigación nos fuimos a esta Escape Room de Lighthouse Escape.

Ya la inquietud la teníamos antes de atravesar las puertas del lugar. Un extraño sonido nos llegaba desde el interior y nuestros nervios iban en aumento. Los minutos pasaban muy lentos y hasta la hora en punto no podríamos entrar... La puerta se abre. Comenzamos:

Ohhh, seguro que este faro es un lugar seguro... una Escape Room con un logo tan bonito no puede deparar nada malo


"Somos Lighthouse Magazine. Nos dedicamos a la investigación de los casos paranormales. Hemos resuelto todos los misterios que hemos tratado, menos nuestra ultima investigación :el caso Digoine.

Nuestro equipo se compone por dos de los mejores investigadores, Eduard y Laura y técnicos de vídeo y sonido. Hasta nuestra redacción llegó un caso muy especial sobre una casa en la calle Digoine nº 46. Fue tomando importancia por los emails y llamadas de los vecinos, nos hicimos eco y decidimos empezar la investigación. Tenemos muy poca información, solo hemos podido comprobar que allí vivía la familia Becker. El caso mas difícil de nuestras vidas. ¡Necesitamos tu ayuda!"

Como te imaginas una investigación... Pues no, la realidad no es así

Pues la cosa comienza bien, gente desaparecida, cosas extrañas, y gente investigadora dentro de la casa. Lo único que uno se puede preguntar es "¿Por qué he decidido meterme en esto?". Quizás uno de los culpables son la gente de Escapa2 que habían pasado por estas instalaciones y daban cuenta que era una experiencia necesaria. 

La inmersión dentro del juego es muy convincente, no le hace falta algo muy enrevesado algo que se ha demostrado en buena parte de las Escape Rooms de terror donde los inicios que más te van comiendo la moral poco a poco son absolutamente brutales. Así lo hacen en The Darkness, hasta se consigue con el "simple" hecho de la forma de comunicación. Creo que mi cara fue de "Ains, madre mía la que se nos viene encima..."

Pero si no pasa nada... Este silencio intranquilo... ARGHHHH

Sí, se nos vino encima. Porque aquello fue una fiesta de gritos, berridos y risas nerviosas... y afonía. La ambientación del lugar, la música, los efectos sonoros y toda la historia que se iba desarrollando nos hizo pasar un buen-mal rato. El equipo al completo íbamos bien juntos, no nos queríamos despegar, alguna carrera nos dimos. Los momentos de "Pero eso que hay allí, ¿Es real?" o cuando nuestra compañera investigadora nos iba indicando cosas... O, por supuesto, los "Yo no paso por ahí", los maravillosos bloqueos llevados por el terror.

Los juegos que se van realizando, algunos de ellos, pueden recordar a algunas películas o series de televisión, porque se intenta que estén todos ellos enlazados con la historia. Algunos directamente ni los recuerdo con el estrés que llevábamos encima, pero creo que están todos integrados en el entorno y aunque haya unos cuantos candados, a mí no me desencajaban nada. Estaba pasándolo tan mal-bien y tenían su sentido, que "Todo bien, nada mal" que cantaba aquella en Operación Triunfo.

Claro que no, esto nunca hay que hacerlo... Con pegar unos gritos es suficiente

La forma de organización del juego, que ya veo que ha sido usada en varias salas, está muy bien para que aún dentro de la tensión sepas por donde van los tiros. Incluso el uso de una sala de una forma que no había visto en ninguna otra sala de terror.

Cuando pensabas que eso ya acababa, aún quedaba lo peor. Porque The Darkness tiene una de esas pruebas que pueden marcar, aunque toda la sala se encuentra a una más que buena altura, Pánico, gritos, saber que va a pasar algo pero no como, las carreras en busca de algún lugar seguro... la tensión que había en la parte final de juego. Tanta que salimos de allí escopetados cuando completamos la misión.


Sugerencias:

- La parte final del juego creo que no se utiliza todo lo que se podría hacer. Darle algún mayor uso y utilización por aprovechar el espacio en sí. 

- ¿Dónde se quita el sonido de la música de la web? No hay manera de encontrarlo ¡No puedo quitarle el sonido! (Risa nerviosa)


Pros

- Mavi y Rovi, sus Game Masters, que nos llevaron estupendamente la partida. Qué buen rollo, qué mal rato... y que buena charla tras la partida contándonos un poco de todo e intercambiando opiniones.

- El uso de la sugestión desde que entras por la puerta para hacerte meter de pleno en la historia y que lo consiguen plenamente. La inmersión es completa.

- La ambientación en conjunto, no sólo la del lugar sino también la sonora que hace la sensación de ser una experiencia envolvente.

- Ese momento, ESE momento, que implica de unas y otras formas a los jugadores.


Conclusión: Amantes de las películas y series de terror, de las Escape Rooms de pasarlo mal, de grupos de amigos acojonados. Adelante
El comienzo de esta ruta en Barcelona fue todo un triunfo. La fama de Lighthouse Escape la tienen bien ganada y el trabajo que hacen sus Game Masters es muy bueno. La sensación de inmersión, de disfrute-mal rato, los momentos que quedan en la memoria... Una buena impresión, mi afonía al salir lo atestigua.


Carrer Digoine, 46, 08901 L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ Game Masters ] Selección de masters maromos (Suspiro)

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]