[ Survival ] El día que nos vimos rodeados de zombies poco amigables


Desde la tierra de Kylie Minogue, Australia, nos llega una de las últimas revoluciones en el mundo de la realidad virtual: Zero Latency. Abrió sus puertas en Madrid en noviembre de 2016 y lo que no sé es como he podido tardar más de un año en descubrirlo. El mundo de la realidad virtual ha ido avanzando, cada vez más rápido, y la necesidad de encontrar mundos cada vez más realistas aunque sobre todo inmersivos. Esta semana he estado probando por primera vez la realidad virtual de este lugar con Survival Zombie.

Yo aquí lo que veo es... ¡MENUDO BRAZACO QUE TIENE ESTE HOMBRE!

A diferencia de una Escape Room, aquí no hay tanto secreto que ocultar ante lo que es el juego que se convierte en una especie de Laser Tag en modo virtual, sin poder correr, pero con un nivel de inmersión bastante grande. Se podría resumir en que es como si estuvieras jugando al Doom -sí, me quedé mucho tiempo atrás en los videojuegos- pero siendo tu el protagonista. Para muestra un botón:



Nada más llegar a sus instalaciones, que están cuasi escondidas en una especie de patio interior que tiene acceso directo desde la calle. Allí se escucha a gente gritar, porque hay gente jugando en su interior, y en el hall se puede ver a que juego están jugando y seguir las puntuaciones, y hasta la situación de los jugadores, a tiempo real. También se encuentran los records de los juegos: desde las mejores puntuaciones hasta la persona que han matado más veces (nueve, hasta el martes, de muertes es el record).

Cuando crees que ha muerto el zombie pero no... ¡Dispara hasta verle explotar! ¡Por tu puto padre!

Nuestro game master es David y nos lleva a la sala de aprendizaje. Así en plan profe nos explica que nos vamos a meter en una batalla contra unos zombies que van a tratar de matarnos mientras nosotros vamos a intentar acabar con su existencia. Es una competición entre todos los jugadores de esa sesión, hasta seis por cada una, pero no nos podemos matar entre nosotros (algún tweet he leído diciendo que "por ahora") contra los zombies, hay un ranking y podemos consultar en que puesto vamos a cada momento de la partida.

Este tipo de zombies NO están en el juego. Estos son mucho más cabroncetes.

Una vez enseñados procedemos a ponernos el armatoste con el que vamos a jugar -Recomendación: Manga corta, no os va a faltar ropa-: una mochila con un ordenador portatil en su interior y una batería, un casco con sensores de movimiento, las gafas de realidad virtual, unos cascos y un micro rollo estrella del pop... una vez en el interior de la sala de juego se nos dará la pistola.

"No podéis matar con la culata de la pistola". Pues en mi grupo alguno lo intentó, y es así.

La sala de juego son 200 metros cuadrados vacíos. Es una nave en la cual sólo hay un logo en una pared y una serie de marcas en el suelo, pero en unos minutos se va a transformar en algo mucho más grande. Te pones las gafas, te dan tu arma y entramos en un universo de estilo Matrix donde todo ya es virtual. Si miras a tus compañeros son seres azules y se puede encontrar los nicks de los jugadores que serán tu posición inicial en el juego. Ajustes de imagen, de sonido y nos trasladamos al epicentro de un apocalipsis zombies.

Sabemos que lo primero que puedes pensar es que hay que correr pero no... hay que disparar a toda leche y sin miramientos

Este juego se parte en dos partidas de 15 minutos cada una en la que vamos a pasarnos el rato matando zombies. Es un lugar limitado, sobre todo si sois cinco o seis personas, pero hay posibilidad de subir hasta un segundo nivel por medio de un ascensor. Aseguro que uno se encuentra completamente dentro del juego y el exterior deja de existir: nos hemos convertido en personajes de un videojuego y durante un total de media hora vamos a entregarnos a una horda de matanza de zombies.

Cuando estás viendo desde el segundo piso a tus compañeros gritar en el primero como locos 

Es muy divertido, se pasa rápido, es cansado -acabas saliendo sudando como un cerdi-, y se lo pasa uno en grande. Sobre todo en la segunda partida en la que ya tienes dominado como funciona todo y te vienes muy arriba. Recomendable es que os mováis por todo el territorio y exploréis las alturas del lugar para daros cuenta de todo lo que hay y notar muchas más sensaciones.

Yo disparando a zombies.

Conclusión: ¡Estoy deseando jugar al Singularity! Es el segundo juego que se estrenó en Zero Latency y, sospecho, que hay un salto en jugabilidad y en gráficos respecto al de Zombies que, sobre todo, es muy muy jugable.


Más información y reservas en la web oficial

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Ruta por Barcelona: El maratón de 13 Escape Rooms en 3 días ]

[ Entrevista The Witching Hour Escape Room ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"

[ La Juguetería Maldita ] Pasarlo mal para pasarlo muy bien, la primera sala de The Witching Hour Room Escape