[ Megachef Escape Hall / Clue Hunter Madrid ] Entre fogones y platós anda el juego ¡Sí, Chef! (Marzo 2022, Madrid)

 


Servidor es muy fan desde tiempos muy lejanos, tanto como veinte años atrás, de cuando veía a Esperanza Gracia hablar de las conjunciones de los astros para que pasara algo en tu vida. Algo parecido sucedió para que ayer nos pudiéramos juntar un grupo de amigos hecho gracias a las Escape Rooms en los últimos años. La excusa: Ponernos a prueba en las cocinas de MegaChef Escape Hall cuyos estudios se encuentran dentro de Clue Hunter Madrid.

"Esta semana vas a flipar cuando te des cuenta que no recuerdas que habías quedado para jugar con tus amiguis y vas a pensar que el tiempo pasa muy rápido"


Como decía los astros se unieron para que 2/3 de Mindtrap Escape Rooms, los Escapa2 al completo y un servidor uniéramos nuestras agendas para vernos juntos después de no sé cuantos meses sin hacerlo. Como buenos jugadores de Escape Rooms... No, es broma... como buenos despistados de la vida, porque ya sabéis que la pandemia nos ha dejado a todos un poco tocados, llegamos unos minutos más tarde de la hora que teníamos reservada la sesión. Menos mal que nuestro chef Félix tenía buenas referencias nuestras y ya conocía de nuestra labor. Era el momento de ir a maquillaje para que nos dejaran estupendos delante de las cámaras.

¿Preparados? Pues mira no, para la vida no estoy preparado


¿Qué es lo qué sabemos de este juego? Marchando la información de su página web:

Este escape hall completamente inmersivo, rinde homenaje a MasterChef y permite acercar la experiencia del programa a los jugadores sin necesidad de cocinar realmente.

Durante el programa, los aspirantes a chef tienen 60 minutos para elaborar 3 platos: un primero, un segundo y un postre. Deben encontrar las recetas e ingredientes, emplatar y presentar sus creaciones frente al implacable jurado de MegaChef.

Igual que hay el Game Master sincero también tenemos a los cocineros sinceros

En esta prueba por equipos, competirán hasta 12 concursantes divididos en  grupos de 2 o 3 personas, repartidos en hasta 4 mesas de cocina. Los aspirantes tendrán que «cocinar» de forma organizada para lograr sacar todos los platos a tiempo. Solo el equipo mejor valorado, es decir, que más ingredientes consiga de las recetas originales, se salvará de la eliminación.

Si lo que buscas es una experiencia donde enfrentarte a los desafíos de la habitación con tu grupo, pero dando un poco más de tensión y dificultad, prueba esta sala. El punto de la competición, la ambientación y el pique entre todos, hará que no paréis en ningún momento. ¡Vuestro tiempo en las cocinas comienza YA!

"Y ahora comenzar a cocinar, que habéis venido aquí a currar ¡Hombre ya!"

Antes de comenzar el programa debemos decidir como vamos a ir repartidos los cocineros. Debido a nuestro número de personas, fuimos un grupo de tres y dos de dos. Por supuesto que nosotros ya veníamos con las ganas de jugar y de picarnos entre nosotros. Especialmente yo sigo teniendo una deuda pendiente con un tocayo mío desde el día que nos conocimos.

La tensión se mascaba en el ambiente, más cuando comenzó el programa y nos vimos en una recreación de las cocinas de MasterChef adaptadas a la habitación pero realmente con muchos detalles que te hacían meterte de lleno en el juego. Había algunos detallitos que te hacían sentir en un plató. 3, 2, 1... ¡A cocinar!. El comienzo se nos hizo un poco bola porque teníamos tantas cosas que ver, había tantos elementos sobre la mesa de la cocina... y lo que no era la mesa de la cocina, que tardamos un poco en meter la quinta marcha. Ahora, una vez que lo hicimos ya no podíamos parar.

Cuando te das cuenta que hay muchas cosas por hacer y no tienes claro donde ir

El juego no sólo se queda en la mesa de la cocina como ya hemos visto en los últimos Escape Halls que hemos jugado, la acción también se desarrolla por el lugar. Es necesario moverse y estar muy ágil para hacer todo lo necesario para conseguir cocinar y crear los platos. Así podéis encontrar que hay muchas pruebas que son perfectamente de Escape Room pero con la tensión de estar compitiendo con otras personas que son capaces de enseñarte unos cuchillos a forma de amenaza. Yo no digo na' y lo digo to'. 

60 minutos de tiempo para conseguir los platos, emplatarlos, darles nombre y entregarlos en la mesa del Chef. Un chef que, por cierto, juega con la ironía y va fuertecito con los concursantes, además de proponer algunas actividades más que hacen que el juego sea muy dinámico. No vais a parar de hacer cosas.

Esta cocina es más grande que la de mi casa. Y más grande si sumo la de mis amigos

Por si hay alguna duda: Tranquilidad en la sala,  realmente no vamos a cocinar. Sobre todo porque si eso hubiera pasado es bastante probable que hoy hubiéramos salido en el telediarios por haber quemado parte del plató, pero si que "vamos a preparar platos" aunque no haya comida de verdad. En realidad eso se ha simplificado y se ha hecho práctica para que pueda ser entendido por todos de una forma clara.

Recreación del momento de la elección de los ganadores

Hubo unos vencedores, que no fue mi equipo del que estoy muy orgulloso, que ganaron con todas las de la ley aunque estas cosas siempre acaban quedando en algún lugar del inconsciente ¿Para qué? ¡Para la venganza! [Risas maquiavélicas]

Megachef Escape Hall es un juego de competición para toda la familia. Hay diferentes versiones, y niveles de juego en función de nuestra experiencia, que hace que se puedan jugar desde los pequeños de la casa a los más mayores. Lo uno a los Escape Hall que recomendaría para jugar por la inmersión, la diversión, el pique y la sensación de "estrés" de las cocinas. 

MegaChef Escape Hall - Clue Hunter Madrid
Calle Juanelo 13, Local Izq, 28012 Madrid
Metro más cercano: Tirso de Molina (Línea 1)

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Buscando a Firulais / Clue Hunter ] En la búsqueda de un perrete robado, ¿Quién es el vecino ladronzuelo? (Abril 2020)

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ Négone: La Fuga ] Cuando entrar en la cárcel era un juego