[ El Gran Juego de la Oca ] Cuando los sábados eran el mejor día de la semana


Tendría yo la friolera de doce años cuando comenzó uno de los programas televisivos que más marcó a una generación: El Gran Juego de la Oca. Aquello comenzaba con una coreografía por un plató enorme, lleno de color. Un gigantesco tablero de la oca que se entrelazaba con una piscina, una jaula llena de gente chunga, un peluquero un poco loco, animales y hasta un castillo... y todo ello capitaneado por uno de los reyes del entretenimiento de la historia de la televisión: Emilio Aragón. Así que esto comienzo como lo hacia el programa, con su sintonía: "Si eres atrevido y te quieres arriesgar (cua, cua), si no tienes complejos y te sientes Superman (cua, cua)..."



¿Qué era El Gran Juego de la Oca? Un programa de entretenimiento familiar que se emitía los sábados por la noche en Antena 3 donde cuatro concursantes se enfrentaban a una particular partida del juego de la oca. El planteamiento era sencillo: Cada concursante lanzaba sus dados virtuales -año 1993, lo flipábamos- y se iba a la casilla que le tocaba. En cada una de ellas había una prueba asignada que tendría que realizar. Apostaban un dinero, en pesetas, y si lo conseguían se les duplicaba esa cantidad. Así con cada tirada que hicieran. 

La particularidad de este programa, muy colorido y lleno de melodías pegadizas que sonaban de fondo, era que conseguía enganchar a toda la familia. Los más pequeños estábamos encantados viendo como algunos mayores les lanzaban al agua a buscar objetos, les ponían por los aires a hacer pruebas o les metían en un pasadizo con serpientes. Los maestros de ceremonias eran Emilio Aragón, Lydia Bosch y Patricia Pérez, otro gran acierto porque transmitían toda la diversión a los espectadores y creaban una complicidad con los concursantes y todo el resto del equipo. Equipo donde, por cierto, ya nos encontrábamos a caras que serían posteriormente más conocidas: Ana García Lozano (El Programa de Ana), Lola González (Coreógrafa que después se hizo popular por su papel en Fama... ¡A bailar!) o Daniel Ecija (Realizador y creador de series como Médico de Familia hasta Estoy Vivo pasando por Águila Roja, El Internado, Un Paso Adelante, etc)


A esto le añadimos que, como si fuera un juego de rol, había una serie de personajes que también tenían su protagonismo: Las Okettes, que eran las bailarinas del programa que se encargaban también de hacer el paso de Oca a Oca, tenían una misión importante en la prueba del Beso o Tortazo; El Flequi cuya casilla era temida por los concursantes ya que si no respondían correctamente las preguntas les daba un rapado de pelo; El Basurero (Javi Martín del originario CQC) que se encargaba de llevar a los concursantes que caían en la muerte a la casilla de inicio mientras le humillaba un poco; Maxtor, un hombretón cachas con pinta de haber salido del futuro -entonces- Scavengers que siempre estaba de mala leche y se enfrentaba a pruebas con los concursantes; La Guardiana que se encargaba de proteger la llave de la jaula cuando caía algún concursante y éste tenía que robársela para poder escapar de allí... además había un grupo de hombres musculosos descamisados que hacían que nuestros impulsos sexuales salieran solos. Lo de los hombres musculosos descamisados era una herencia de otros programa de aquella época y de la propia producción italiana.

Era un falso directo, en realidad la grabación de cada programa se prolongaba por 18 horas. Esto sólo el programa sin contar todos los ensayos que se hacían para comprobar que las pruebas no eran mortales o que ponían en peligro a los concursantes. Los guionistas proponían y los productores eran los encargados de probarlas... Cuando veían que seguían con vida se podía incluir en el programa. Además había largos ensayos para comprobar que todo encajaba perfectamente. Así estuvieron trabajando durante 39 programas que se realizaron. Incluyeron dos especiales, cuatro semifinales y una gran final. Aquí tenéis el primer y último programa completos:



El formato del programa fue creado por Jocelyn Hattab [Al que también debemos La Noche de los Castillos] y comenzó su trayectoría en Italia meses antes de la llegada de la versión española bajo el nombre de Il Grande Gioco Dell'Oca. Las comparaciones son odiosas pero si uno echa un ojo a la versión original ni la sintonía ni el plató eran tan espectaculares como el español que estaba producido por Globomedia, una de las productoras más importantes de nuestro país. El lugar elegido para la grabación del programa eran los estudios que Antena 3 tenía en Él Álamo, una población a las afueras de Madrid. 

Tras esta temporada, el programa siguió en Antena 3 con una segunda en la que había demasiado factores que cambiaban: cambio de productora, cambio de presentadores (Pepe Navarro presentando un programa como éste y acompañado por Yvonne Reyes y Eugenia Santana) y como director el propio Jocelyn... no triunfó como la primera temporada.

Años después, en 1998, regresaría a la televisión pero esta vez a Telecinco. Lo haría con Andrés Caparrós, Elsa Anka y Paloma Marín, una mejor elección que lo de Pepe & co, bajo el nombre de El Nuevo Juego de la Oca tampoco acabó convenciendo y terminó antes de lo previsto. Como curiosidad el programa se realizaba en directo - ¡Arriba los kamikazes!- y se rumorea que su cancelación se debió a la inversión que realizó la cadena para comprar el programa Club Disney y un pack de Disney en ese mismo año.

El Gran Juego de la Oca y otro tipo de programas similares dejaron de interesar a las cadenas pocos años después. La llegada de los realitys con Gran Hermano supuso una nueva forma de entretenimiento que fue bastante más barata para cadenas y productoras. Hubo algún amago más en nuestro país como Fort Boyard (2001) pero no alcanzó el éxito de otros programas. Aún así en 2011 Jocelyn, el creador del formato original, propuso una nueva edición del concurso llamada El Gran Juego de la Oca: Next Generation con elementos decorativos inspirados en Harry Potter, la saga de Piratas del Caribe y ahondando también en las vidas personales de los jugadores (Madre mía...).



Evidentemente el formato no lo compró nadie. Y así El Gran Juego de la Oca sigue en el colectivo como ese programa que nos dejaba despiertos hasta las tantas de la madrugada en nuestra adolescencia. Actualmente si queremos ver programas de pruebas, que además se asemejan más a las Escape Rooms, tenéis The Crystal Maze y estamos a la espera del misterioso concurso que se lleva meses preparando bajo el nombre de La Habitación.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Isaac [Sam en Whitechapel Room Escape]: "El 90% del público viene a la experiencia más fuerte"

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]

[ Entrevista The Witching Hour Room Escape ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"