[ Atmosfear: El Guardian ] El reencuentro con el Gatekeeper casi 30 años después de nuestra primera vez

 

Flashback: 10 años. Delante del Atmosfear en la tienda de juguetes. Hay algo que me atrae y, a la vez, me repele de ese juego. Tanto es así que acabo comprándome el Streets of Rage II para la Master System. Aunque pocos años después, acabó en mi casa. El terror, el mal rollo y los sustos que nos daba en aquella época el Gatekeeper.

Actualidad: Atmosfear ha regresado, de nuevo. Tras nacer en la década de los 90, tener diversas versiones, llegar a su juego de ordenador y al DVD, ha llegado una nueva versión interactiva. En 2019 se publicaba Atmosfear: El Juego de Mesa Interactivo (Borras, 2019) ¿Nos dará tanto miedo como en antaño? ¿Lo pasaremos tan mal? ¿Nos reiremos?

¿Hay alguien en este cementerio? ¿Hola? ¿Eso es mi eco?

Esta nueva versión del juego nos regresa a los orígenes. El tablero, las normas y los personajes vuelven a ser los del juego original. Es más, tanto el tablero como las figuras de los personajes- Barón Samedi, el Zombie; Anne de Chantraine, la Bruja; Elizabeth Bathory, la Vampira; Khufu, la Momia; Hellin, el Poltergeist y Gevaudan, el Hombre Lobo- son una herencia directa de la versión del Atmosfear: 20 aniversario publicada en el 2011.

Cada uno elegimos a nuestro personaje, elegimos nuestro peor miedo para meterlo en el pozo de los terrores -que han hecho un diseño muy bonito y trabajado- que situaremos en el centro del tablero. Tendremos que tener descargada la aplicación del juego que se puede encontrar en Apple Store y en Play Store, gratuita, para poder jugar. Lo recomendable es tener una tablet o un móvil "base" con el que se abra la misma y que el resto de jugadores también la tenga descargada en su móvil y la active. Una vez se active la partida, desde nuestros móviles podemos unirnos a la partida para que la experiencia sea más personalizada.

El Gatekeeper/El Guardián ha ido cambiando en cada época, siempre a la última...
A la última en el más allá

Una vez entramos en materia el Guardian -anteriormente conocido como el Gatekeeper- se nos presenta para disfrutar de un sentido del humor negro. En esta nueva edición apuesta mucho más por el humor negro que por el terror, casi parece que se ha reconvertido en presentador de El Rival Más Débil. No da miedo pero la tensión del juego está todo el rato. Las apariciones de El Guardíán son divertidas. El objetivo es sencillo: Debemos conseguir las seis llaves, una por cada uno de los reinos. Una vez que las tengamos, debemos ir hasta el pozo de los terrores y rezar porque no nos toque nuestro terror.

Sigue habiendo el drama de caer en el agujero negro, robar las llaves de los compañeros de partida, que te pille en medio del turno cuando el Guardián hace su aparición y no sepas como te va a fastidiar... o no, la partida. La personalización del juego hace que pueda haber castigos personalizados por personajes.

Los cariñosos protagonistas de Atmosfear, uno clásicos

El estrés que se genera es porque el Guardián sale cuando le apetece y sorprende a la hora de tomar decisiones. A veces para mal, otras veces se porta bien y a medida que el tiempo se va agotando se vuelve todo mucho más loco. Las partidas se hacen más ágiles que en antaño, cuando eran 60 Minutos sí o sí, ahora el tiempo de juego va variando en función del número de jugadores.

En los 90 la tensión en Atmosfear era mayor y más cercana... y éramos más pequeños

El gran pero que tiene este juego, como lo ha tenido todas las versiones posteriores a las tres primeras originales, es que no han contado con un actores de cada uno de los países donde se está publicando el juego. Han contratado a un doblador para que haga lo propio con el original, y esto es un problema que venía desde el Atmosfear IV donde para ahorrar costes decidieron doblar la versión italiana del juego. El uso de actores nativos de cada país le daba mucho más realismo, la transformación de los personajes, y todo lo que eso implicaba estaba mucho más trabajada. De esta queja salvaría la edición de ordenador, Atmosfear: La Dimensión de lo Desconocido -una adaptación del juego de mesa Atmosfear: Los Emisarios- porque al menos recuperaba la voz del Gatekeeper original en España, Joan Crosas.

Atmosfear: El Guardián tiene un poco de morriña, mucho de diversión. Además es un buen juego para aquellos que no sean habituales de juegos de mesa, y más los que han ido apareciendo en los últimos años, porque es bastante sencilla de aprender, se juega rápido y no tiene mucha complicación. Para los que les gustaba, para los que quieran recuperar al Gatekeeper y aquellos que quieran disfrutar con amigos y familia un buen rato una tarde de sábado de fin de semana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ 60 minutos para morir ] 10 cosas que pueden aprender los que nunca han jugado a una Escape Room de esta película

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]