[ Disney Villainous: The Worst takes it all ] Ser malo es mucho más divertido


Hace mucho tiempo en un reino muy lejano, un grupo de amigos decidió regalarme por mi cumpleaños un juego de mesa. Su nombre, Disney Villainous: The Worst takes it all (Ravensburger, 2018). 6 villanos de Disney a elegir para conseguir todos sus objetivos e intentar que el resto de ellos no lo consigan con tus héroes favoritas de las películas a las que pertenecen. Cuidado, porque aunque sea Disney este juego de mesa está más enfocado hacia el público adulto. ¿Qué villano deseas ser? 


Hasta que uno no juega a Disney Villainous no entiende cual es el motivo de su éxito. Evidentemente, la marca Disney hace que un producto ya tenga una base de seguidores pero la realidad del juego es que la base Disney es una buena excusa para un juego de mesa donde las estrategias son fundamentales.

Cuando un jugador te viene a fastidiar tus planes malvados


Entre 2 y 6 jugadores -o hasta 9 si tenemos en cuenta las expansiones disponibles-  tienen que reunirse. Cada uno deberá escoger el villano que más le interesa entre los disponible: Jafar (Aladdín), El Rey Juan (Robin Hood), Úrsula (La Sirenita), Capitán Garfio (Peter Pan), Maléfica (La Bella Durmiente) y La Reina de Corazones (Alicia en el País de las Maravillas). Dependiendo de las elecciones de los jugadores, las partidas van a ser diferentes. Por un lado, cada uno de los villanos tiene un objetivo diferente a cumplir y la forma de intentar que no lo consiga, también cambia. 

Para jugar a Disney Villaninous tendremos cada uno una tabla de juego con escenarios del personaje, una ficha -a modo de pequeña reproducción modelada y abstracta del villano-, y unas cartas de Destino y de Villano. Las de Villano son las que usaremos en nuestros escenarios, y las de Destino son las que usaran el resto de villanos para hacernos la vida un poco más difícil. Por ej. Si yo tengo a Úrsula, podré ver que tengo aliados como algunos de los personajes de la película, mientras que en las cartas de Destino aparecerán la Sirenita, Flanders o Sebastián. Cada carta tiene un significado diferente y hay que saber jugarlas bien. 

Cuando los planes salen a pedir de Millhouse... Upsss... De Jafar


Las partidas son divertidas, pueden ir más o menos rápido en función de las estrategias que se vayan tomando. Si queremos afianzarnos, una buena opción es elegir siempre el mismo personaje para ir aprendiendo los mejores trucos para ir avanzando en los objetivos del personaje. 

Disney Villaninous tiene un diseño precioso, desde las cartas y sus ilustraciones, los mapas de juego, las figuritas de cada uno de los villanos... quizás podrían haber dado una vuelta al caldero donde ponen las monedas que es de plástico malo y a las monedas por ponerle un pero al juego. Pero el disfrute está asegurado tanto para los amantes de los juego de mesa como para aquellos que se estén iniciando.


Por si os quedáis con ganas de más, se han empezado a publicar más Disney Villainous que se pueden jugar de forma individual o como expansión de este juego. Disney Villainous: Wicked to the Core contiene los personajes del Doctor Facilier (Tiana y el Sapo), La Reina Malvada (Blancanieves y los Siete Enanitos) y Hades (Hércules) y es el primero que han sacado traducido al castellano. Hay dos juegos más que aún no están traducidos: Disney Villainous: Evil Comes Prepared con el Profesor Rátigan (Basil, el ratón superhéroe), Scar (El Rey León) e Yzma (El Emperador y sus Locuras) y Disney Villainous: Perfectly Wretched con Cruella de Vil (101 Dálmatas), Madre (Enredados) y Pete (Enemigo de Mickey Mouse)


Yzma cuando viene otro Villano a estropearle sus planes

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ 60 minutos para morir ] 10 cosas que pueden aprender los que nunca han jugado a una Escape Room de esta película

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]