[ Kidnapped in Bcn ] Secuestradores a lo Tarantino con los que sufrir el Síndrome de Estocolmo

Fotografía: Foodinis

Es una de las experiencias más populares de Barcelona, tanto que conseguir un hueco ha sido durante mucho tiempo una misión imposible a no ser que reservaras con bastante tiempo de anticipación. Le tenía muchas, muchas ganas y cuando vi la oportunidad organicé toda una comitiva para ser secuestrados ¿Por qué no? Sí hay gente que le gusta el sadomaso, a mí la idea de que dos hombretones me secuestren me gusta, me atrae, me da miedete y a la par me excita. Cuatro jóvenes, bellos, inocentes e incautos (cualquiera de estos calificativos puede no ser cierto) fuimos los elegidos para esta misión con la empresa Kidnapped in Bcn, situada en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).



Seguro que Madre de Rapunzel es la que se encarga de revisar el correo de Kidnapped in Bcn

Al hacer uno la reserva puede indicar cual es el número de personas secuestradas para que se ajuste el precio de las torturas que se tienen que hacer. Te indican que en la página web hay algunas pistas por él para entrar un poco más en el juego y los secuestradores te avisan que se pondrán en contacto con la persona que ha reservado para darle más información del lugar exacto donde se queda.

Llegado el momento del juego, los nervios se palpaban en el ambiente. Una de las personas me dijo de camino "Que cosas me haces hacer" a otro los nervios le llevaron a plantearse "¿Se puede llevar mochila?". Al primero le respondí que le llevaba a grandes aventuras y al otro que a la gente la secuestran con mochilas, maletas y hasta con pamela. Cogemos el metro, la amiga "cuasi" debutante va con miedo... Y el miedo se contagia. Los dos últimos implicados acaban llegando al bar donde esperábamos junto a nuestro punto de encuentro para comer un poco. A la hora convenida nos vamos hasta el lugar donde hemos sido citados.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Zas. Un sonido, un susto y el mecanismo de Kidnapped in Barcelona se pone en marcha. Su forma de meterte en el juego no es parecida a ninguna de la que hayáis podido jugar. Os lo aseguro. Bajo mucha seriedad, un humor negro que te cagas, la interacción y el poner a prueba a los secuestrados
Kidnapped funciona como un gran divertimento, lleno de jugueteo, toma y daca, que acaba convirtiéndose en una Escape Room en toda regla.

A diferencia de otras muchas salas, sus "Game Masters" aka "secuestradores" tienen una gran marca personal por lo que el Moldavo y el Macarra van a dejaros con un maraviloso síndrome de Estocolmo. Nunca un secuestrador podría tener tanto rollo, creando esa situación malrollera pero a la vez que te daba ganas de saltar entre sus piernas... No pienso ser fino igual que ellos no lo son jugando.

¿En qué momento veía yo la necesidad de que pasara esto?

El Moldavo y el Macarra llegan el ritmo del juego, ellos deciden los momentos en los cuales se necesita participar. Van más allá y aprenden de los jugadores, juegan con ellos, los llevan a cada uno a su límite (dentro del absoluto sentido del humor Tarantino que tienen). Ellos llevan el ritmo del juego y es una experiencia muy diferente a cualquier otra sala de escape, pese a llevar varios años en activo conserva la esencia del juego perfectamente. Su estilo, "clase" y virilidad - crean una sensación de síndrome de Estocolmo casi de forma inmediata - es bien merecida.

Desde la introducción hasta el desenlace deja grandes momentos de divertimiento con giros, sorpresas, tensión y dónde tendremos que tener todos los sentidos alerta para lograr resolver las pruebas, enigmas y todo lo que se nos ponga por delante.

Kidnapped se ha ganado su lugar como experiencia inmersiva, como le pasa al Cóctel del Doctor de Insomnia Corporation, viejos clásicos que para los que no hemos jugado entendemos del porque de sus encantos. Crear una experiencia única que será recordable.

A ver que vas a decir de cosas para mejorar... Mira nuestras pistolas ¡Miralás!

Cosas a mejorar

*Quizás una actualización de parte de la decoración en determinadas salas, darle un giro para hacerlo más moderno dentro de la temática en la que se encuentra.

*El uso de algún elemento podría provocar alguna mala cara entre algún secuestrado. Dejarlo indicado sutilmente en algún lugar prevíamente.

*¿No han decidido tener una delegación madrileña? ¡Queremos nuestros secuestradores chulazos!

*¿Para cuándo esos calendarios en paños menores para una buena causa que prometieron si ganaban un premio a mejor inmersión? Mira, no ganastéis el premio, pero es una buena causa.

No tengo palabras, ninguna ante esta foto 

Pros:

*El carisma del Moldavo y el Macarra es muy difícil de imitar, una marca personal, que no pierden ni un solo momento durante el juego.

*La inmersión al juego: nunca había visto algo así y, sospecho, que no volveré a verlo.

*La propia forma de dar pistas "interpretadas"

*Los dos Game Masters más sexys de una sala de escape están en este lugar - lo siento Sam Whitechapel, has perdido el number 1-.

*Poder engañar a alguno de los jugadores y hacerle creer que vas a algo diferente puede ser algo tan maravilloso para uno como horrible para el engañado.

*Jugar en ese maravilloso límite a cosas que nunca te gustaría que te pasaran en realidad (como Catalepsia de Horror Box)



Conclusión: Si os apetece vivir una experiencia diferente, intensa y emocionante, el secuestro es vuestra opción.
Cómo toda sala con mucho exito y con unos cuantos años, existe el peligro del hype con lo cual id a disfrutar la experiencia y, sobre todo, dejaros llevar por los secuestradores porque os van a dar un gran placer... A su manera y estilo, por supuesto. Moldavo y Macarra no van a fallar en vuestras expectativas pero dejaros llevar por ellos, no muerden. Una de de esas experiencias escapistas que os van a "marcar".


L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona): El punto exacto de reunión se indica al realizar la reserva

Comentarios

Entradas populares de este blog

Isaac [Sam en Whitechapel Room Escape]: "El 90% del público viene a la experiencia más fuerte"

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]

[ Entrevista The Witching Hour Room Escape ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"