[ ¡Hereda como Puedas! - Navidad ] Cuando conseguir una herencia me dio una lección de vida


Era una tarde en plena navidades. Nos habíamos tomado algunas cervezas, un bocadillo de chorizo -pero del bueno- y nos presentamos a la hora acordada delante de la puerta morada de ActionHouse , un lugar que ya es casi de la familia. En la puerta, lo que podría ser una decoración navideña parecía más bien una corona de flores de un funeral... Espera... No, Sí... ¡AINS MADRE! ¡PAPÁ NOEL HA MUERTO! El problema es que no sólo era Papá Noel, es el padre de todos los que nos habíamos concentrado en la puerta dispuestos a honrar al muerto a conseguir la mayor parte de su herencia. Así comenzaba ¡Hereda como Puedas! Edición Navidad

¡Papá Noel ha muerto! Así es nuestra cara de triste-felicidad. Se ha muerto pero vamos a ganar PASTA

Esta era mi cuarta vez en búsqueda de una herencia. Tras haber tratado de lograr la de Fortunata Tocateja en tres ocasiones, y lograr llevarme una de ellas. Como ya sucediera en anteriores ocasiones aquí no veníamos nada tristes, ni con pena... Total, a Papá Noel sólo le veíamos una vez al año y era muy escurridizo ¿Qué clase de padre es ese? ¿Qué cariño se le podía tener a un ser así?. Pensaba que  habiendo participado en otras luchas de herencias ya tenía el cotarro controlado pero, amigos, la vida siempre te enseña lecciones.

En mi familia, la Gandul, la formaba el sector liderado por Mario, Cristina [una chica que en realidad era de otro grupo de amigos pero se quedó sin plaza en su familia], mi amigo Álex [Al que conoceréis de aventuras como Escape The LoggiaEl Asesino del Vitruvio de YabeiLa Nave de RK Games o El Escondite del Hacker de Escapeway] y servidor. Fui otorgado con el "privilegio" de ser el líder de la familia.

Os tenía que haber mandado esta felicitación a todos por las navidades

Como viene siendo habitual cada una de las familias tenía a un aliado dentro del servicio. En este caso, ya que han decidido dar la cara en modo de felicitación navideña, os los presento: Frost, una mezcla entre el Gatekeeper y Mr. Frío de Batman & Robin; Cascabel, un Elfo que bien le habría venido unas clases de Hermano Mayor para mejorar sus modales y Rodolfo -que no Rudolph- que parecía que se había escapado del desfile de navidad de Disneyland Paris. Ya con este panorama la noche prometía bastante.

La herencia estaba en juego. La lectura del testamento nos daba las normas a seguir porque sino aquello podría convertirse en el caos -recordemos la divertida y caótica edición de Halloween-. Tras ello, el reparto de los instrumentos necesarios, colocarnos las metralletas, el pasamontañas y dejando atrás todo eso de la empatía y otras leches. Al escuchar el grito de "¡A por la pasta!" todos empezamos a correr como si nos fuera la vida en ello.

Corred, ¡CORRED! ¡CORRED, MOTHERFUCKEEEEERRRRRRSSSS!

Fue una partida donde todo podía suceder. El papel de líder lo perdí a los cinco minutos cuando me vi metido dentro de esas clases de jugadores de los que tanto se han hablado. Ahora estaría bien recuperar en este momento ese vídeo de Mad Mansion donde hablan de las clases de jugadores. Así que a partir de ahí nos vimos y deseamos para conseguir pistas, dinero y superar las diversas pruebas.

Gente haciendo planes malvados.

Una parte de la familia decidió hacer su propia estrategia por lo que el dinero en nuestra familia empezó a desaparecer de forma bastante misteriosa ¡No recuerdo no haber conseguido tan poco dinero en ninguna otra ocasión! ¡Pero esto qué es!. Así que, aún así, conseguimos ir resolviendo todos los puzzles que se nos iban planteando... Hubo que dejar el orgullo en más de una ocasión, y soltar parte de la pasta, para conseguir alguna pista que nos ayudara a seguir adelante. 

A medida que iban pasando los minutos tenía la sensación que esto apuntaba a un desastre absoluto para conseguir dinero, herencia y todo. Querría haber matado a la mitad de mi familia, y no era por lo poco que me gustaban estas fechas... No lo hice, gracias a los ejercicios de respiración que hice en mi época de terapia. Así que seguimos jugando, consiguiendo dinero, desapareciendo dinero...

Mi cara mientras empezaban a contar el dinero

Llegaba el momento final: Recuento del dinero y adivinar quien es la persona que ha matado a Papá Noel. Una de las diferencias grandes, además de la decoración, era la forma de la resolución y las posibilidades de conseguir dinero que habían cambiado notablemente en el tramo final respecto a otras ediciones.

Aquí fue cuando la emoción llegó a niveles importantes. Subidas de cantidades. Bajadas de pasta y finalmente... contra todo pronóstico... conseguimos hacernos con la mayor parte de la herencia con una diferencia de menos de 10.000€ con respecto a la siguiente familia. Evidentemente mi cara fue tal que así:

La situación bipolar al terminar la partida

Leasé: Habíamos ganado la partida pero no me había enterado de la misa a la media. Como me dijeron después "Te han trolleado dentro de tu propia familia". Lo cual, extrapolando, daba un gran mensaje: Cuidado con las familias porque pueden ser malignas.

Venga chicos que este striptease también se puede mejorar

*Cosas a mejorar*

- Calidad de alguno de los vídeos que se ponen. Aunque sea para un evento de unos días, y la idea es descojonante, daba la sensación de hecho muy rápido y andar por casa.

- Más juegos grupales que enfrenten a familias: Creo que una mayor interacción en las familias, más allá de determinados juegos en determinado tiempo, que obligue a "enfrentarse" entre familias conseguiría que hubiera un mayor nivel de excitación y de competición.

- Un plot twist final: Esto es algo que llevo diciendo desde que acabara la primera edición [la de Halloween de 2017] que de repente había un acontecimiento que cambiaba absolutamente todo el juego y hasta el objetivo... eso haría que el juego se volviera más emocionante y acabara en todo lo alto. 



*Pros*

- Los personajes de  Frost, Cascabel y Rodolfo son auténticos, grandes, divertidos y dan muchísimo juego a lo largo de las dos horas de juego. Sin duda ActionHouse sin ellos no sería lo mismo y de ahí el problema de que es complicado alcanzar lo que hacen ellos, porque ellos son el alma de este lugar.

- El argumento por el cual estamos buscando la herencia y la "aparición" de Papá Noel que daba lugar a muchísimas risas. El descojone estuvo completamente asegurado con estos momentos.

- Algunas de las pruebas también eran para echarse unas buenas risas... A veces nada es lo que parece y, quizás, hay que darle un poco más la vuelta al coco. 

- El nivel de organización del juego que hace que todo el mundo pueda jugar - si no hay una familia troll - y poder vivir parte de la experiencia [Esto se contrapone a la búsqueda del caos y de mayor interacción con otras familias pero lo dejamos a un 50% cada uno]




Conclusión: Voy a darme a la bebida... y venid a jugar a las herencias. Venid.

Ya he jugado en todas las familias y versiones posibles que se han hecho hasta ahora, así que no sé si en próximos ediciones del juego podré participar. Sea como fuere, lo importante es que si no habéis jugado os lo vais a pasar muy bien y vais a disfrutar mucho consiguiendo todo el dinerito que hay por la mansión y especulando con él como si fuerais unos ricos.

Lección de vida que me ha dado esta partida: Si vas a jugar con desconocidos, que tu parte de la familia sea mayoritaria para hacerte con el control del cotarro. Recordadlo, pequeños Jedis.


ActionHouse Room Escape & Roleplaying
Calle Luis Vives, 6. Metro más cercano: Prosperidad, Línea 4
Se terminó esta edición de Hereda ¿Regresará? Mientras tenéis Un Caso Perdido y Ratas de Biblioteca, sus dos Escape Rooms, para jugarlas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Isaac [Sam en Whitechapel Room Escape]: "El 90% del público viene a la experiencia más fuerte"

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]

[ Entrevista The Witching Hour Room Escape ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"