[ La Zona ] ¿Qué misterios esconde Escape Room Malasaña?


Ains, cuántas cosas raras pasan en Madrid. No hay que irse muy lejos, sólo hay que ver quienes están gobernando en el Ayuntamiento y la Comunidad -¿Alguien ha pensado en llamar a Mulder y Scully?- pero desde hace poco se ha añadido un nuevo misterio: ¿Qué es lo que está pasando en el local de Escape Room Malasaña? ¿Por qué han mandado a investigadores? Pues nosotros vamos a ir a averiguarlo... Así se plantea La Zona, la Escape Experience con la que debutan El Búho Games.

Nosotros felizmente por la plaza, con el solecito, mirando el Convento...


En el Convento de las Comendadoras comenzaba la aventura. Estábamos un poco despistados, charlando, hablando... es un inicio que, sin saber que va a venir después, nos puede saber a poco. Pero nosotros somos unos profesionales y nos metimos de lleno en la misión -bueno, demasiado en serio tampoco, creo que puede que aún se rían con aquel mensaje que les mandamos-. Fuimos en busca de pistas, cosas muy muy PERO QUE MUY extrañas están pasando por esa Escape Room. Nosotros seleccionamos el modo "Terror" y, considero, que si venís a investigar debéis coger este modo para disfrutar de la experiencia plena.

La historia va de esto: "En el local de Escape Room Malasaña están sufriendo sucesos paranormales. Un equipo de investigadores está analizando “LA ZONA” afectada. Tienen una pista inicial, el origen de las manifestaciones es el cercano Convento de las Comendadoras de Santiago. Ayúdales a resolver el misterio"

...nosotros metidos en la investigación de pleno
Una vez nos explicaron nuestra misión de forma detallada... el terror se apoderó de nosotros. Tras unos primeros minutos de cierta calma comenzó un festival de mal rato maravilloso: Gritos, abrazarse, ir de la mano a los lugares (¡Hola Mario!)... Porque La Zona es un contraste, por un lado se nota que han aprovechado un local antiguo con humedades que no han tenido que hacer ninguna obra de ingenieria ni de pintar paredes, pero es que todo esa falta de necesidad la han metido de lleno en el terror. La capacidad que tienen de meterte de lleno, los sustos, y lo bien medidos que están a mi me sorprendieron mucho... y para bien (¡Hola Patri! A ti también te sorprendieron)

La Zona va increscendo y, aunque da lugar a algunos pequeños momentos de seguridad, te tiene completamente en tensión. Al menos nuestro grupo de valientes estuvimos a veces a punto de pelearnos por como ir, quien fuera primero... La tensión, además de por los sustos generados, también era ayudado por el sistema de audio -e importante, la evolución de mismo-, las luces y hasta la forma de dar pistas.

Dramatizando mi caída: No fue así, ni hacia delante, ni con tanta luz, ni dentro de una papelera

Así que nosotros íbamos avanzando poco a poco, así sin prisa... más que nada ¡Porque a veces éramos incapaces de movernos y nos convertíamos en una especie de bichos bola en las esquinas! Sólo diré que hubo un momento que me llegué a tirar al suelo, completamente aposta. Mi nivel de actuación fue tal que una de mis compis (¡Hola Irene!) pensó que me había caído de verdad. 

A nivel de juegos existe una evolución desde un comienzo con juegos sencillos -no en resolución, que nos costó, pero sin en el hecho en sí- y después a medida que se avanza hay algunos muy chulos y originales. Realmente ellos no lo llaman Escape Room sino una Escape Experience. El concepto podría llegar a evolucionar a algo similar como The House of Whispers en Barcelona: Una experiencia con elementos de Escape Room. El nivel de sustos me pareció que tenía un nivel alto, parecido al que viví en una de las experiencias más impactantes que he jugado: Whitechapel.

Nosotros saliendo de la Escape Room

Conseguimos el objetivo y logramos largarnos de allí corriendo como si nos persiguiera el diablo... E, igual que considero que en muchas salas el final suele ser bastante pluff, aquí  me dejó un estupendo buen sabor de boca, de tensión y de subidón. Después descubrimos los entresijos con el Game Master que nos contó curiosidades, cambios que ha realizado y los que quedan por llegar.

Como bien llaman ellos, La Zona es una Escape Experience y juega bien con la combinación para que la gente no se lleve a engaños. No os engaño que salimos de allí sudando -madre mía, ese momento que sudas tanto que te das asquito a ti mismo-, medio afónico y tomando una caña en El Amor Hermoso (Un bar que hay cerquita y que te tratan, por cierto, que da gustazo). Su lema es: "No hay herida que no cure una caña"



Sugerencias:

- La introducción necesita estar a la altura del juego: Toda la parte antes de entrar en el Escape Room, incluido la parte de presentación, creo que necesita un giro de tuerca para hacerlo igual de inmersivo que en otras experiencias. Nos contaron que esta introducción a algunas personas les recordaba, sobre todo en los tests y primeros pases, a Ouija de Horror Box, pero creo que falta girarlo para conseguir un efecto similar al que tienen allí.

- Entiendo que el aprovechamiento del local tal y como estaba en ciertas partes, pero quizás en ambientación si que se podría en próximos meses -ya sabemos como están los presupuestos y lo que uno se gasta en montar todo esto- mejorar en determinadas salas para que tenga mucha más personalidad y se redondee.

- Para la elección de personas que quieran "Misterio" potenciar más la parte de Escape Room: Creo que la experiencia en "Terror" es muy buena, pero si lo hubiera jugado en Misterio la sensación que me hubiera dejado no creo que fuera la misma. Para la gente que seleccione este tipo se debería de adaptar para que haya más emoción en las pruebas y contrarestar la falta de terror.


Pros:

- El terror de La Zona es muy bueno. La sensación que te deja es que puede pasar cualquier cosa, en cualquier momento y lugar. Generar esas sensaciones con ese arte, es complejo. Es quizás su punto más fuerte.

- La historia, su desarrollo, y como se encuentra estructurada la experiencia da lugar a grandes momentos que permiten que te queden algunos impactos en la retina bastante chulos. Está claro que no les olvidaremos en mucho tiempo.

- No llamarlo Escape Room sino Escape Experience: Es una experiencia de terror, de escape, pero no es una sala de escape al uso. Eso me recuerda a como Catalepsia de Horror Box se denomina como "Extreme Experience" en vez de Escape Room.

- El buen trato que nos dieron: Todo lo que nos contaron en la post partida (¡Gracias, Juan!) y hacernos partícipe de los cambios que están por venir. Se nota que tienen motivación, ganas y que están en continuo cambio. Eso es fundamental en este tipo de juegos, y hace que se enriquezca siendo capaces de recibir sugerencias para mejorar.

- Detalles que marcan la diferencia: Pero que no voy a contar porque no se puede. Ya los descubriréis jugando.


Conclusión: Madrid cuenta con una nueva sala de terror que merece la pena.

Así podemos añadir a El Bosque de Mindtrap, Paranormal Experience de Madrid Terror y, en un tono más "relajado", Inframundo de Amaze in 60, La Zona de Búho Games como una experiencia para gente que le gusta el terror, pasarlo mal y meterse de lleno en el mal rato que va a pasar.


Plaza de las Comendadoras, 28015 Madrid [Hay varias paradas de metro cercanas]

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ 60 minutos para morir ] 10 cosas que pueden aprender los que nunca han jugado a una Escape Room de esta película

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]