[ 15 tipos de jugadores (que incluso pueden mutar dentro de una partida) de una Escape Room ]


Una Escape Room va mucho más allá de un juego. Las salas ponen a prueba a sus jugadores en muchos sentidos quizás por este motivo están empezando a convertirse en eventos para empresas, e incluso como parte del proceso de selección. Una Escape Room puede mostrar la verdadera personalidad de alguien, sacar su mejor y peor parte. Así que tras unas cuantas salas he decidido hacer una selección, completamente subjetiva basada en mi experiencia, con 15 tipos de jugadores (que incluso pueden mutar dentro de una partida) de una Escape Room.

1. "Yo pasaba por aquí y no sé que cojones hago" o como cuando Britney Spears salió a actuar en los MTV Video Music Awards de 2007.

"Todavía me pregunto que hago en medio de todo esto y porque todos parece que están desvalijando la habitación"

Son esas personas que no saben bien como han acabado en una Escape Room. A ellos les han propuesto un plan pero no les han explicado cual. Así que se encuentran en una habitación rodeados de personas que parece que están desvalijando el lugar. Él intenta imitarlos pero por dentro se pregunta "No sé donde estoy, ¿tanto he bebido?". Puede evolucionar cual Pokemon a otro de los jugadores descritos.

2. "¿Quién es tu amo? Soy yo" o como cuando Rihanna le da por ponerse en plan maestra de sadomasoquismo a lo S&M.

"Mira en esa puta esquina, ¡Míralo! ¡AHORA!"

Hitler, Franco o M.Rajoy estarían muy orgullosos de esta persona. Es un dictador en toda regla que ha decidido, por él mismo, que es el "líder" del grupo. No actúa como líder, impone su perspectiva y si no lo haces como él. Mal. Muy mal. Cuidado si no has revisado aquel cajón, si no has visto aquello que hace un rato te había mandado... Prepárate para unos gritos y la intervención del Game Master para tratar de reorientar al extrañado grupo de amigos o ex-amigos. 

3. "Hola, me llamo Nando y es mi primera vez. Estoy nervioso" o como cuando vas a perder la virginidad y tienes una mezcla de nervios y excitación, eres "New, you're so new" como cantaban No Doubt.

Game Masters felices al ver a sangre fresca

Todos hemos sido este tipo de jugador. Siempre hay una primera vez. Las primeras veces se toman con nervios. A diferencia del jugador "Yo pasaba por aquí", estos si que saben a que vienen. Pero están nerviosos y no saben bien que hacer. En quince minutos se te pasa y como el follar, todo es empezar. 

4. "Cariño, cuchi, corazón de alelí... Mira esto" o como cuando juegan parejas sentimentales que son muy Juntos de Paloma San Basilio.

"Cari lo hemos conseguido... ¿Quiénes son esos que están ahí?"

Hay un tipo de jugador que en realidad son dos. O uno porque parece que se fusionan entre ellos. Son las parejas, esos seres que han jugado muchas salas solos y, de repente, incorporan a gente. Ellos, sin ninguna mala intención, juegan entre ellos. Se preguntan entre ellos. Se gritan entre ellos. Se pelean entre ellos y a veces se olvidan que hay más jugadores. En el fondo despiertan ternura.

5. "Déjame a mí que tú no sabes..." o como cuando piden paso para hacerlo ellos moviéndose al ritmo de Get Outta my way de Kylie Minogue

Cuando un jugador se ha cargado al resto y sabe que puede hacer toda la Escape Room solo

Otra clase de jugador, muy competitivo, es aquel que se pone muy nervioso cuando alguien está haciendo algo pero tras cinco segundos no lo consigue. Entonces saca su vena a lo María Patiño. Lanza una mirada contra ti y te dice "Déjame que lo hago yo". Es el mismo tipo de jugador que después se tira cinco minutos sin dejarse ayudar para abrir otro candado... Muy lógico.

6. "Joder, Joder, JODER" o cuando el resto de jugadores ven al amigo buenorro que alguien se ha traído a jugar y sólo piensas en el Fuck with you de Bob Sinclair y Sophie Ellis-Bextor

¿En qué momento se ha quitado la camiseta? ¿Le podemos desnudar del todo?

Sí, todos tus amigos tienen a otro amigo que está como un queso y que te encanta cada vez que lo ves. Puede que no vaya a pasar nada con él pero te quedas embobado mirándolo: su culo, su paquete, esos pectorales que se marcan en la camiseta y la mata de pelo que les sale por encima del cuello... En esos momentos el Game Master interviene para preguntar si existe algún problema. No tienes ninguno, claro que no.

7. "Ohh Dios, no. Joder no me dejéis solo... Ya, por favor" o cuando alguien tiene el Miedo en el cuerpo (como la canción de Los Punsetes)

"Ains, joder, qué es eso... Ahhhhh, es una pista. Soy boba"

Los Game Masters suelen cebarse bastante con este tipo de jugador. Es aquel que en cuanto se apaga la luz, hay un sonido extraño, una música, sonido, efecto sonoro o cualquier cosa que sea fuera de lo común, bota, salta, grita o se tira por el suelo. Ni os cuento lo que sucede cuando es una Escape Room temática de terror: Un casting de sucesores de Neve Campbell.

8. "Cedo mi puesto a Carmen Miriam" o los generosos que ceden hacer cosas en salas

"Mientras tú haces eso me voy a tomar un tentempie"

Para los que no recuerden Popstars. Todo por un sueño, Roser tenía un puesto en la final pero decidió cederle su lugar a Carmen Miriam, otra concursante. Algunos dicen que ella lo hizo porque tenía ya algo apalabrado para un disco en solitario (aunque ella lo ha negado siempre). Este jugador suele estar enlazado con "Déjame a mí que tú no sabes..." y suele ceder pruebas que no es capaz de hacer o que considera muy sencillas para él. 

9. "Esto me está empezando a cansar..." o cuando hay el perfil del jugador frustrado. Este perfil suele salir, a nivel grupal, cuando el juego no es bueno. Entonces el Game Master empieza a cantar Ohh Ohh we're in trouble de las Shampoo

Cuando ya sabes el porque de que la sala no tenga las cinco estrellas de TripAdvisor

Otro momento en el cual todos los tipos de jugadores pueden mutar a éste. Hay algunas salas, no diré nombres para dejaros a la sorpresa, en las que hay tan mala organización, todo es tan sin sentido que de repente comienza la frustración. Ese momento en el que todo el grupo empieza a cabrearse y a desesperarse. 

10. "Parece que el techo tiene un poco de polvo" o cuando el jugador es apático al nivel de tristeza de Nada que perder de Conchita

"Soy la juerga padre, ¿Eh? Por cierto, se ha abierto una puerta allí al fondo..."

Son los jugadores que saben a lo que van pero que les falta sangre en las venas y en ocasiones los ves en alguna esquina mirando como los demás hacen cosas. De vez en cuando llega el "dictador", les manda algo y lo hacen. No se implican emocionalmente en el juego ni se meten en la historia. De profesión apáticos.

11. "Estoy harta de la familia Rivera" o ser Love to hate you de Erasure: De profesión, odiadores de todo.

Cuando el odio llega al juego

Haters que da igual como sea la sala, tendrán quejas. No sabes porque te lo has traído porque cumple el lema de "Si sabes como me pongo, pa' que me invitan". Le tienes que dejar en casa, encerrado en una habitación pero con comida y bebida hasta que regreses y puedas sacarle libremente. Cortarollos de manual.


12. "Yo lo hago, seguid sin mí... recordadme siempre" o el que se pone intenso cuando hace una prueba que nadie más quiere hacer. Nivel: Adiós de La Oreja de Van Gogh. 

Yo dramático, ¡Qué dices! ¡PONED 'LA REVOLUCIÓN SEXUAL' EN MI FUNERAL!


Llegados a cierto momento algunas salas de escape quieren poner al "límite" a los jugadores con determinadas pruebas que quizás no sean aptas para todos los públicos -o personas con algún tipo de fobia concretada- pero siempre hay alguien en el grupo que hace el sacrificio. Si coincide con el "amigo buenorro" ya directamente esa persona al salir tendrá peticiones de matrimonio por doquier.

13. "Yo esto ya lo he visto, mira que detalle, ¡Anda este candado es nuevo!" o el jugador friki que ya ha jugado a muchas salas de escape y tiene un tono pedante. Bienvenidos al Freakshow de Killer Barbies.

"Buena sala pero le falta tematización" Ese soy yo escribiendo


Cuando ya se han jugado varias salas comienza ese momento que, por defecto profesional, se empiezan a hacer comparaciones. Muchas veces hablan de las pruebas, si son parecidas, sin son iguales... Y se vuelven un poco como Alberto Chicote visitando un restaurante. Las salas pueden adorarles o temerles.

14.  "Ya podemos empezar a preocuparnos..." o todos los jugadores cuando quedan 5 minutos para que termine el tiempo, a lo The Final Countdown de Europe o "My battery is low" de Sonia Monroy.

Ese momento de desesperación que gritas al aire a ver si alguien te da una pista por caridad


Suele haber una estabilidad en el tipo de jugador durante toda la partida pero cuando se está llegando al tiempo límite, a veces, se rompe. En ese momento los jugadores empiezan a ser pollos sin cabezas que se estresan tratando de acabar todo lo que han dejado a la mitad, la falta de algún objeto, de ir de habitación en habitación buscando algo... ¿Llegarán a tiempo? ¿Quedarán encerrados?

15. "Yo lo puedo dejar cuando quiera" o cuando crees que puedes dejar de jugar... y sabes que esto es como una Conga Hola Gloria Estefan & Miami Sound Machine!) que no puedes dejarla tan fácilmente.

"Llevamos en esta conga 100 años... Rescatadnos"

Enlazado con los jugadores frikis está el de "No si yo estoy bien, lo puedo dejar cuando quiera". Entonces te acuerdas de esa amiga que te dijo que como es que todavía no has jugado a ninguno y que deberías probarlo... Además es tan maja que te dice "Ten cuidado, querrás jugar más". Ten cuidado si empiezas a jugar... Consejo.


Y tú, ¿En cuántos tipos de jugadores te identificas?: Yo en los nº 7, 9, 12, 13, 14 y 15

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Ruta por Barcelona: El maratón de 13 Escape Rooms en 3 días ]

[ Entrevista The Witching Hour Escape Room ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"

[ La Juguetería Maldita ] Pasarlo mal para pasarlo muy bien, la primera sala de The Witching Hour Room Escape