[ ¡Hereda como puedas! ] A la tercera va la vencida... WINNERS!

Una familia y dinero, eso es lo que necesito para vivir ¡A por la pasta!

Se ha acabado la partida pero de repente la recreativa te sorprende que, tras haber jugado varias ya en la misma máquina, te da un Extra Game. Pues más o menos así ha sido jugar este fin de semana de nuevo en Action House a su juego competitivo ¡Hereda como puedas! que fue un regalo de la casa la cual ya considera casi como parte mía después de un año jugueteando por allí.

Última edición, normal, de este año y me metí junto a mi amigo Ilomana (Juntos pinchamos como Perry Sisters DJs. Telepromoción) en la Familia Sacamoco. No tenía intención de escribir sobre este juego, ya que había jugado anteriormente en abril, pero he jugado algo completamente diferente. No solo por la compañía sino también por cambiar de familia y porque ha habido más modificaciones. Porque en Action House no se pueden estar quietos y abogan por una continua renovación. La familia Sacamoco al completo, aunque fuéramos cuatro, estaban listos para arrasar con la herencia.


Cuando estás en un velatorio pero tienes ansias de protagonismo

Llegamos pronto a la cita para el velatorio y la lectura de la herencia, así que hicimos rato tomando un pincho de tortilla en un bar cercano -que el de enfrente estaba cerrado- para después a la hora indicada plantarnos en la clásica puerta morada que tanto he visitado en este último año. Nos recibía un mayordomo, cada vez más raros los que hay en este lugar, que nos iba invitando a pasar de familia en familia para comenzar a acomodarnos. Entre las familias se encontraba el dueño y señor de Escape The Loggia, la primera Escape Room que jugué.

Dos familias, los Gandul y Viejoven, con seis miembros y la nuestra, Sacamoco, con cuatro. Parece ser que dos familiares lejanos nunca llegaron... mucho mejor, más herencia para nosotros. Nuestra nueva familia desconocida son jugones y, gracias a los amigos de Escapa2 (Pinchad, leer y seguidles), nos descubrieron tras la partida que son Escapistas Pichi Team (Seguidles también). Nosotros sin conocer su pasado, más allá que habían jugado muchas partidas y habían hecho rutas por el norte de España, congeniamos bastante bien. Primera recomendación para juegos grupales como éste: Tener buen rollo con tus compañeros. Pueden ser tus amigos pero también, como en este caso, gente desconocida.

"Ahora cuando de al START vais a correr todos como si hubiera un incendio, ¿VALE?"

El juego comienza y la misión está claro. Cada familia sigue estando con el amigo cercano (A nosotros nos tocó la maravillosa Brígida) y al grito de "A por la pasta" vuelve a comenzar el juego. Cada familia es un mundo y, en el caso de Heredas, es casi literalmente. La partida se vuelve casi completamente diferente a la que hice en abril porque son juegos que no tienen nada que ver, así son tres aventuras con algunos elementos comunes... ¡Pero es que también han modificado parte de los elementos comunes!. Uno de ellos correspondía a unas cajas de colores situadas en el hall de la mansión que contenían valiosas pistas para el juego que podían ser conseguidas por cualquiera de las familias que fueran avispadas.

Así que me lo he vuelto a pasar como un niño chico. He disfrutado mucho de la compañía: dos jugadores expertos y un novato que siempre aporta una mirada mucho más pura y virginal que los que ya tenemos pillados algunos vicios en los juegos. Todo tipo de pruebas que han mezclado el ingenio de puzzles de visión espacial, auditivos, de habilidad (lo mío no es la habilidad, ya os lo digo), de búsqueda (ahí hubo un momento que nos vinimos arriba), de ingenio (de eso íbamos sobraditos)... Como suele ser marca de la casa, Action House mima sus juegos -creados para cada familia por cada uno de los Game Masters- y hace que sean una experiencia divertida, entretenida y donde uno se lo pasa estupendamente.

Me está entrando un dolor de cabeza de saber si habremos sido los ganadores

Al final, emoción, tensión, nervios... porque eso es algo que ya hay durante la partida pero ha medida llegamos a la recta final aumenta con algún que otro elemento que hace que uno tenga que tomar decisiones de una forma rápida.

Y sí, sé que os lo estáis preguntando, la familia Sacamocos nos hemos alzado como ganadores de nuestra sesión por goleada. Es que ya no tengo abuelas -que en paz descansen- así que me lo digo yo todo. Hemos sido un E Q U I P A Z O

¿Quiénes somos unos cracks? ¡Nosotros!

Cosas a mejorar:

- Ya han hecho mejoras respecto a abril y creo que han conseguido a hacer algo dinámico y entretenido, incluso, que el anterior fin de semana. Era divertido pero esas modificaciones de las grupales le han dado un incentivo más, más programa de televisión noventero.

- Rizar el rizo y hacer un plot twist al estilo del de Halloween. Un giro para dar un final más de pollos sin cabeza, así combinaría lo mejor de todas las ediciones que se han realizado hasta la fecha.

- Creo que empezamos a necesitar una experiencia más larga. Esto es quejarse de vicio, lo sé, pero es por indicar alguna cosa para seguir mejorando.


Pros

- Action House ha creado su propia marca. Esa marca es muy clara y se basa en que los jugadores se diviertan, lo pasen bien y salgan felices de allí. Como he dicho en más de una ocasión, pero lo recalco, es a las salas de escape lo que La Casa Azul al pop: algo necesario.

- Los personajes y la interacción con ellos en el juego que puede provocar situaciones hilarantes.

- El uso de cierta tecnología en algunos momentos que se combina con otros momentos más tradicionales. Combinar el pasado y el presente sin desentonar.

Mulder, mira, que creo que hay cosas muy raritas que pasan por esta mansión... comenzando por su servicio

Misterios sin resolver de esta partida:

- El chico de otra de las familias que parecía desambular entre salas cual alma en pena buscando algo. En una de las ocasiones estuve a punto de decirle que si se encontraba bien... Nunca sabremos que buscaba o si su familia le había dicho que se fuera a dar vueltas.

- ¿Para qué sería ese objeto comestible que hay en una de las pruebas? No lo sé pero si sé que al final me regalaron uno y salí de allí más feliz que una perdiz... ¡VIEJUNO!... Sí, gracias, lo soy.

- El guaperas de una de las familias que además tenía pinta de ser idiota, no entendía bien su papel de chulo playa que parecía que te iba perdonando la vida en cada mirada. Me he quedado a gusto.

Aleee, tomad mi dinero para la próxima. Os dejo de sobra para el siguiente.

Conclusión: Tomad mi tarjeta de crédito y reservarme cuando saquéis el próximo juego.

Un lugar en el que te tratan bien desde la primera vez en la que no saben quien eres, no te conocen... es un buen lugar. Saber tratar al jugador y llevarle por una buena experiencia. Lo mismo que cuando has jugado varias veces que no pierden el encanto de la inmersión. ¡Hereda como puedas! tiene previsto volver en una edición navideña... con nuevas pruebas, ambientación y un argumento muy loco. Id preparando vuestra capacidad jugona para entonces.

¡Hereda como puedas! ¡Es navidad! La La La La La La... ¿Dónde habéis dejado mis medicinas?

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Ruta por Barcelona: El maratón de 13 Escape Rooms en 3 días ]

[ Entrevista The Witching Hour Escape Room ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"

[ La Juguetería Maldita ] Pasarlo mal para pasarlo muy bien, la primera sala de The Witching Hour Room Escape