[ Una Extraña Mercancía ] Dale al Coco y su particular concurso televisivo en formato competitivo



Ayer por la tarde El Goblin Lerdo, mi amiga Tam - con la que ya había jugado Ratas de Biblioteca y Hereda como Puedas de Action House y Operación Steampunk de Incógnito- y servidor estábamos preparados para una competición en toda regla. Nos fuimos, en pleno barrio de La Latina, a volver a ver a los chicos de Dale al Coco. Con ellos ya había jugado su Escape Room, ¿Vacaciones?, donde nos lo pasamos muy bien. Ahora han estrenado un juego competitivo que entremezcla elementos de Escape Room con la competición pura y dura entre dos grupos, una batalla: Una Extraña Mercancía.


¡Ni soy extraño! ¡Ni soy una mercancía! ¡Nunca más vuelvo al AVE!

A la hora indicada, cinco minutos antes de la hora reservada, nos plantábamos en la entrada de la sala. A partir de aquí ya hemos sido convertidos en nuestros personajes. Dispuestos a resolver cual es el misterio de la mercancía: "La organización policial Dale al Coco, abre las puertas de su comisaría a los mejores agentes. Tras años detrás de una banda de narcotraficantes, por fin, interceptamos una de sus rutas, pero para nuestra sorpresa esto no nos sirvió de mucha ayuda... Es por eso que os necesitamos a vosotros, los mejores agentes, que competiréis para resolver el caso, pero os necesitaréis más de lo que pensáis…"

Reconvertidos en agentes nos vamos a enfrentar a una competición. Dos salas. En nuestro caso dos personas por cada una (aunque es posible hasta cuatro en cada sala). Una misión. Para empezar es una misión lineal, las cosas se van haciendo una detrás de otra. Esto es bueno porque con la tensión que se genera entre los dos grupos podría aquello volverse una locura mayor de la que es. Mi sensación era como si alguien nos estuviera mirando por un agujerito a los dos grupos y estuviera comentando la jugada que sería retransmitida. Porque la sensación que te da es la de aquellos concursos televisivos de antaño donde dos grupos se enfrentaban al hacer una prueba.

Mentalmente cada vez que pasábamos una prueba yo me bebía un chupito de absenta.

80 minutos de juego donde os vais a encontrar con que tendréis que trabajar en vuestra sala mucho más de lo que puede parecer al principio, donde hay algún que otro engaño y la habilidad para gestionar situaciones os va a hacer falta. No todo va a depender de la habilidad de vuestro equipo y tenéis que jugar muy bien las cartas que tenéis. Emoción, fresquita (tienen aire acondicionado que funciona estupendamente bien y si os parece que hace frío, pedís que se os regule sin problema).

Aquí descubrí que hay gente que se extraña cuando te sientas en una sala. Yo soy muy pro tirarme en el suelo a organizar las cosas aunque haya una mesa estupenda para hacerlo, la diversión dentro del caos. También que, amigos Goblins, hay muchas formas de jugar y saber jugar bien con lo que uno tiene... o hace. Sé que no nos vais a olvidar, nunca.

Vaya, que los de El Goblin Lerdo parece que estuvieron un poco parados... Lo siento.

La emoción está hasta el último minuto y hay varias sorpresas que van a hacer que cuando acabéis el juego sepáis que os lo habéis pasado la mar de bien. Una Extraña Mercancía NO es una Escape Room aunque tiene elementos de ella (a modo de pruebas), es una competición entre dos grupos (se recomienda nivelarlos para que la competición sea justa), y donde hay que tener las habilidades sociales muy buenas para jugar lo mejor posible... y ser el ganador.

Tras Una Extraña Mercancía comentamos con sus Game Masters (Nota Mental: Sebas y Paula son otras dos personas adorables que me llevaría a casa. Fin de la nota mental) detalles del juego viendo como MI equipo hizo un adelantamiento brutal cuando parecía que íbamos muy detrás y las risas que eso me lleva dando desde ayer... Fuera de coñas, nos lo pasamos muy bien y a mí me ha picado esa parte de la competición que siempre se encuentra ahí latente y si los juegos son tan buenos como éste ¡Repetiré!

Soy una masa de sentimientos. Estoy mal. Estoy bien. No, que estoy bien. Really

Cosas a mejorar:

- El método de comunicación con el Game Master podría tener algún aviso sonoro o visual, si uno no se encuentra atento puede perderse algunas de las instrucciones si se despista.

- En alguna de las pruebas cuesta en exceso descubrir que es lo que hay que hacer. Quizás algo más de clarificación remarcando algunos elementos haría que se entienda mejor.

- Al finalizar el juego aclararía algunas cuestiones sobre quien ha "vencido" de los equipos. Es algo que ya se están planteando hacer por lo que nos contaron después y sería interesante dejarlo bien resuelto.


Pros:

- Es un juego de competición muy divertido que hace que te piques con tus amigos (futuros ex-amigos), familiares (futuros juicios a la vista) y parejas (separaciones a granel).

- Toda la estructura del juego desde el comienzo hasta el final. Que un juego sea lineal no significa que no haya sorpresas y cosas inesperadas que dan un plus de emoción.

- Si ya eres un jugador habitual de salas de escape, seguro que estás deseoso de más cosas. Esta es una forma de hacer algo diferente.

Porque ganar es una actitud de vida.

Conclusión: Para jugadores con ganas de más y dispuestos a disfrutar picándose con los amigos ¡Es vuestro juego!

Una Extraña Mercancía no es un juego sencillo, por lo que no recomendaría que os lanzarais si estáis iniciándoos en el mundo de Escape Rooms pero si ya habéis cogido carrerilla y os apetece algo más, competir y sentiros como protagonistas de un concurso televisivo. Es decir, si sois jugadores, os va a gustar y os va a hacer pasar 80 minutos donde vuestras ansias por ganar van a ir en aumento ¡POR ESPARTA! Ains no, pero ya me entendéis. 


Calle San Cayetano, 3B, Madrid (Metro más cercano: La Latina, Línea 5)

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Ruta por Barcelona: El maratón de 13 Escape Rooms en 3 días ]

[ Entrevista The Witching Hour Escape Room ] "La juguetería es nuestra... los espíritus no nos molestan demasiado"

[ La Juguetería Maldita ] Pasarlo mal para pasarlo muy bien, la primera sala de The Witching Hour Room Escape