[ Horror Club: Prueba de Acceso / Madrid Terror ] El club del que todos hablan y que cambiará tu vida (Abril 2022, Madrid)

Viernes 8 de abril de 2022

Las cosas no pintaban bien desde que te meten en un grupo de WhatsApp donde decidieron poner de nombre "Vamos a morir". Los nervios previos eran importantes, ¿Cómo puede haber una sala de escapes de terror en el "Paseo de la Esperanza"? Ya había estado anteriormente en Madrid Terror, exactamente en uno de los tests de Paranormal Experience un poco antes de su apertura al público, pero no había caído en ese detalle hasta que bajaba andando nervioso toda la calle recordando donde estaba el lugar. Ahora tocaba entrar en un lugar donde los rumores que algo chungo pasaba en su interior se habían extendido como la pólvora: Horror Club: Prueba de Acceso.

Dramatización de los hechos

Con quien fui a esta Prueba de Acceso también fue bastante peculiar: un grupo de amigos frikis de los parques temáticos que conocí hace años y que, a alguno, hacía ¡14 años que no le veía!. Así volver a encontrarme con Titus -parte de Los Muñecazos que participa en esta entrada (todo lo que hay en naranja escrito es suyo) y que hace un par de años me dejó publicar su reseña del paso por la segunda edición de Horrorland-, Adol y Sonia. Este lugar serviría para reforzar nuestro vínculo friki del pasado, porque al final los amantes de los parques temáticos lo hemos sido de las salas de escape. Además venían dos amigos suyos muy majos (Víctor y Robert) que no conocía, así para completar la jugada. Un lugar peculiar para conocerse. Estuvimos tomando unas coca colas antes y sobre todo generando pánico entre nosotros mismos. Nos pasamos media hora diciendo: Spoiler: Sale mal. "¿Por qué hemos reservado esto?" "¿Era necesario venir?". Pero se acercaba la hora de entrar. No había vuelta atrás. 

“Una de las mejores, y a la vez muy peores cosas que tienen esta clase de experiencias con la etiqueta Extreme es que la experiencia empieza ya antes de reservar. Leer los consentimientos, reunir grupo con suficiente valor y que este luego deba reunir el valor de entrar, los momentos previos a entrar en que, de verdad, te planteas pedir la baja voluntaria… todo esto se cumplió. Posiblemente el Aquarius que más aterrorizado me he bebido en mi vida me lo tomé antes de entrar al Horror Club.”

Llamando a la puerta, sin querer mirar mucho...

Llegaron las 20:00h., momento que los responsables del club nos indicaron que debíamos llamar a la puerta. A partir de este momento nos dejábamos en sus manos, abandonamos el mundo real para estar a punto de entrar al Horror Club. En su web lo único que nos indican sobre este particular lugar es:

"Corren rumores de que existe un selecto club social muy elitista y oscuro en el que suceden cosas extrañas: desapariciones, torturas, secuestros y asesinatos. nadie sabe su nombre real pero muchos se refieren a él bajo el nombre de ”Horror Club”.

Todo aquel aspirante mayor de edad que desee formar parte del club deberá superar la prueba de acceso con éxito. Es imprescindible reservar para confirmar su participación"

Cuando te das cuenta que sabes donde has entrado pero no sabes por qué

Horror Club, que se define como Extreme Escape Experience, parte de una premisa que muchas salas usan, de forma consciente o inconsciente, que el personal que vaya a entrar no tenga claro que va a pasar en el interior. Eso da para que se creen teorías y haya una retroalimentación entre los jugadores que, como nosotros, por momentos no sabíamos porque ***** estábamos aquí.

La historia de Horror Club está muy bien llevada, el porque nos encontramos aquí, para que y cual va a ser nuestra misión a desarrollar. Bien hilada, con un sentido lógico y que hace que consigas que tengas un mal rollo en el cuerpo que no se te va a quitar hasta que todo termine... si termináis vivos.

El nivel de inmersión es muy grande, esta lleno de detalles desde que entras por la puerta. Por un lado la decoración, que encaja perfectamente con las situaciones que nos quiere contar. Se nota que se ha mimado el arte, los detalles... en algunos momentos te daban ganas de observar todos los espacios con detalles. Esto también se aplica al hilo musical y audio, que es necesario para que estemos metidos de lleno en el mundo que se nos ha trasladado. Dejo para un espacio independiente la relación con los seres que pululan el lugar.

“El tono del juego desde el minuto uno será clave para que los jugadores disfruten de una experiencia que les dará para comentar durante mucho, mucho tiempo. La mezcla del terror sacado de películas con un buen gusto por el mal gusto impresionante y unas caracterizaciones y secuencias que dejan con la boca abierta se mezcla con la difusa línea del humor que nunca sabrás donde empieza o acaba… ¡y eso es lo mejor!”

Cuando no sabes lo que va a suceder y miras temiendo lo peor

Los seres que pululuan este sitio son otra historia. El acting y el role playing que hay con ellos, parte fundamental y esencial que hace el 50% de este lugar, es absolutamente inmersivo. Tanto que por momentos vas a tener el pensamiento de "¿Qué cojones hago aquí?". Creo que es la cuarta vez que me pasa esa idea tras Kidnapped in Bcn, Catalepsia o Ellebanna, pero la primera vez que me sucede en un lugar en Madrid. La importancia de los Game Masters es algo que, muchas veces, no se tiene en cuenta. No hay mejor que aquel que consigue que el jugador está completamente entregado a lo que ellos quieren. Un buen Game Master, en este caso dos, son una garantía de que los miembros que van al club salgan con una experiencia satisfactoria. A ellos hay que cuidarles para que se queden trabajando en estas salas ya que le dan calidad y MUCHA personalidad.

Sobre el tema de los juegos, no son muy complejos como suele ser habitual en las Escapes de terror pero la tensión que se vive hace que uno pueda complicarlo por momentos. Todos ellos se encuentran relacionados con las salas, el ambiente y la temática por lo que te vas a ver metido en algo tan friki que por momentos pensarás que no puede ser real. Son 90 minutos en el que no tienes claro que es lo que está pasando, que puede pasar y, en algún momento, que es lo que ya ha pasado. Los 90 minutos van a volar a tanta velocidad que de repente vais a estar en la calle afónicos, como yo, diciendo "Pero...pero ya está".

“Si los Game Masters son siempre el elemento clave para que una sala tenga sentido, imaginaros en una experiencia inmersiva como esta. Y es que Horror Club es, de verdad, una experiencia. Hay componente de escape, si, pero también de teatro inmersivo, de pasaje del terror… es la película en la que nunca quisiste verte involucrado, pero aquí estás. Y resulta que has pagado por ello. La única experiencia que extreme que he vivido Snuff Movie, la primera Extreme House de Horrorland. Horror Club se basa más en la construcción de una historia que evoluciona a medida que avanza la experiencia sin olvidarse de momentos en que el realismo paralizará a más de uno. Uno de mis terrores previos consistía en pensar que si esa experiencia extrema me había flipado, si, pero duraba 5 minutos. ¿Quería capaz de aguantar noventa? Sin embargo, terminaron pareciendo 5. Además, el componente de equipo es vital para que el juego se disfrute. Buscad un equipo con el que os sintáis cómodos, va a ser necesario cierta entrega y confianza”

Demasiado amoroso para este lugar. ¡Siguiente candidato!

Primera, de dos, cosas importantes. Se viene "charla de padre": Hay que leerse bien los modos de juegos y las advertencias que vienen en cada uno de ellos. Esto es muy simple: Si uno sabe donde se está metiendo, acepta lo que va a suceder, pero este club pone mucho empeño en que nos leamos las condiciones. Esto es sobre todo por los jugadores y los trabajadores, ambos tendrán las cosas más fáciles y será todo más "disfrutable".

Existen tres modos de juego pero, por supuesto, recomiendo el modo Extreme (+18) que es como se suelen plantear estas experiencias y el que hicimos nosotros. Además de leer las advertencias de la web, se nos mandará un enlace con documentación que firmaremos donde se nos volverá a dejar claro las condiciones y, por si alguno no tuviera suficiente, antes de entrar estaremos obligados de nuevo a leerlo frase por frase. Vamos, que si después entras y dices "No sé donde he metido, ¿Por qué nos hacen esto?" es que tienes un problema y no tiene que ver con este lugar ni sus trabajadores.

Segunda cosa importante: Todo está controlado, no vais a sentir nada horrible más allá de lo que recalcan en la web donde ya estás avisado de lo que puede suceder en el interior del Club. Dejad vuestros prejuicios atrás y estad atentos a lo que vaya sucediendo.

Tercera cosa importante: Aunque muchos nos habían dicho que era una sala que no recomendaban para más de 4 jugadores, estuvimos 6 personas y, casi diría que de forma excepcional, el juego funciona bien y sigue siendo fluido. A menos gente, probablemente, os va a tocar cargar con más pruebas y retos del club.

Pensar, actuar, trabajar, pasarlo mal

Todo funciona como un engranaje que se va adecuando a las actitudes del grupo candidato. Lo más importante: Dejarse llevar por la experiencia. Entrar de lleno en ella y disfrutarla. La Prueba de Acceso se considera una Escape Extreme Experience ya que combina elementos de teatro, terror, experiencia extrema y una escape room. 

Si consigues superar la Prueba de Acceso pasarás a formar parte de este club tan selecto. Ser miembro de él tiene una serie de ventajas, seguro que al terminar vuestra partida os cuentan cosas interesantes para sus socios. La post partida es de esas donde, por si no ha quedado claro, sabes como disfrutan, viven y sienten lo que hacen sus GM. Se vienen cositas que por ahora sólo sabréis si pasáis esta prueba.

“En más de una vez los Game Masters os pondrán al límite, pero también es cierto que nunca sentiréis que vuestra integridad física corre peligro. La sensación de control y dominio de la situación es total y se palpa mucho más en el ambiente de lo que en salas con menor contenido extremo he sentido. El trabajo de los masters es, de verdad, de quitarse el sombrero (o la cabeza. Por que total, ya no la necesitareis)”

Cuando eres jefe de alguna empresa y un ex-trabajador viene a vengarse... Un sueño humedo

Horror Club: Prueba de Acceso es aire fresco, aunque estés encerrado, para la escena escapista madrileña. Si queréis conocer más será imprescindible pasar por estos 90 minutos intensos, disfrutar (o no) y dejaros llevar por una experiencia que hasta ahora no teníamos nada parecido por estos lares. Todo lo que sucede en Horror Club, se queda en Horror Club.

¡Hemos superado la prueba de acceso!

Gracias a Axier Isis por dejarnos marcados, por ser unos excelentes Game Masters, y darnos una experiencia que no olvidaremos. Mi afonía durante 24 horas es signo de calidad.


Horror Club: Prueba de Acceso - Madrid Terror
Paseo de la Esperanza, nº 53
 [Paradas de metro más cercanas: Delicias (Línea 3) y Acacias (Línea 3 y 5) ]
Puedes reservar desde su página web

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Buscando a Firulais / Clue Hunter ] En la búsqueda de un perrete robado, ¿Quién es el vecino ladronzuelo? (Abril 2020)

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ Négone: La Fuga ] Cuando entrar en la cárcel era un juego