[ EllebannA Escape Room / Estrategy Room Escape ] Tras jugarla, nada será igual (Marzo 2020, Barcelona)


Nuestra visita a Tarrasa la vivíamos con cierta incertidumbre. Nada, la justa. Llegábamos al último día de nuestra escapada. Era el momento de llegar a una sala en la que ninguno teníamos muy claro que iba a suceder. EllebannA Escape Room era uno de los puntos álgidos de la ruta. Álgido a nivel de terror, lo que contaban las buenas (y malas) lenguas era que esta sería una experiencia muy intensa. Normal que estuviéramos inquietados, impacientes, intranquilos... ¿Sería verdad? ¿Iríamos con las expectativas muy altas?

A la hora exacta nos plantamos en su puerta, una nota en ella no ayudaba a generar mejor rollo. Tampoco ayudaba saber que teníamos reservado el modo "Realista" en el que se incluyen sustos, lenguaje ofensivo y contacto físico. 

Estamos dentro, una inmersión que apuesta por una forma que puede parecer más liviana que otra pero que, lentamente, te mete de lleno en este mundo.

Annabell antes de desesaparecer se hacía Boomerangs en Instagram. Ahora se harían Tik-Toks

"Hace unas semanas, el pequeño estado de Connecticut, al noreste de los Estados Unidos, amanecía con la inquietante noticia de que la famosa muñeca Annabelle había desaparecido del museo Warren. Conocida por los amantes de lo paranormal, Annabelle desapareció en extrañas circunstancias de la urna de cristal en la que estaba celosamente custodiada por el matrimonio formado por Ed y Lorraine Warren"

A partir de este momento, lo que sucede en EllebannaA es una experiencia muy intensa, muy dura y en la que el estado de alerta se encuentra activado de una forma enorme. Es de las pocas veces que he visto a todo un grupo con el mismo grado de tensión, otra de las veces ha sido en Whitechapel Room Escape, y las caras de pánico, de miedo, de "Yo no lo hago" y casi el "Pero que está pasando aquí".

Más o menos estas son las sensaciones que estábamos sufriendo dentro de EllebannA

Todo va a mucha velocidad, el juego que se traen es muy dinámico. No hay lugar casi para el descanso ni el relax. La tensión se corta con una tijera, más con una Prueba de Valor que tendrán que hacer todos los participantes. El miedo se nota, se siente y es continúo. La velocidad a la que se desarrolla, la capacidad de asustar, de ponerte contra las cuerdas... no he visto ninguna igual.

Me encantaría poder hacer un repaso de los juegos pero, reconozco, que no tengo demasiado recuerdo de ellos. La cabeza no me daba para mucho mas, pero la ambientación está lograda desde que entras hasta que terminas. Una recreación que te lleva hasta esa casa en la que no sabes que es lo que te puede esperar.

Nunca sabes que puede pasar... ¡¡SORPRESA!!


Los gritos que escuchamos, y que dimos, llegaban a un punto de ser desesperantes. El uso de la "violencia" -entre comillado- se hace que uno se llegue a sentir indefendido pero sin tener la sensación que tu cuerpo corre peligro. Estar en ese límite me parece bastante complejo y creo que, para amantes de las experiencias fuertes, puede ser una de las más completas.

El estrés, la ansiedad y todas las sensaciones que teníamos terminaron con todos nosotros tirados por el suelo tras terminar la partida. En plan "Ufff, bueno, hemos aguantado". Sin duda uno de los motivos de esta intensidad está en la figura de El Turco, uno de los Game Masters más conocidos de las tierras catalanes, quizás junto con Sam de Whitechapel o los secuestradores de Kidnapped in Bcn.

Tened cuidado, El Turco es peligroso... Majo al final, pero peligroso.

A diferencia de los mencionados, El Turco ha estado en varias salas de terror como en The House of Whispers, Escapa del Miedo, Monkey Room Escape Granollers o Maximum Escape, en cada cual su personaje ha sido diferente. Pero si que, por lo que se cuenta tiene una seña de identidad muy marcada. Experiencias que te quedan marcadas, intensas. Pero, ojo, que una cosa es que el terror sea muy alto pero no significa que tenga muchísimo cuidado con lo que hace. Es algo que se nota mucho y la sensación que te deja es del malrollo absoluto. También, diré, que tuvimos un momento previo de una persona que no sabía si entrar por no saber si había ciertos elementos y pudimos consultar, ya dentro de acting, y al final la persona entró. Encima un tío majo.

Al finalizar la partida charlamos con los dos Game Masters, el Turco y el otro chico del cual no recuerdo el nombre, que nos dejaron con una sensación maravillosa.  Nos contaron que dependiendo de los grupos y de su nivel de tolerancia, deciden cual es el límite de cada uno para que se disfrute la experiencia. Para mí ha sido una de las Escape Rooms  más extremas... aunque todavía nos quedaría jugar su versión "Extreme", pero eso que os lo comenten ellos al finalizar vuestra partida.



Sugerencias:

- Hay una de los espacios que creo que podría tener mucho más juego del que da, se hace corto y tendría un buen potencial con algunos cambios.


Pros:

- Experiencia intensa, brutal, salvaje, bestia... pero controlado. Difícil de explicar, fácil de probar

- Sus Game Masters por la intensidad, el empeño, el esfuerzo y todo lo que dan en cada partida.

- La ambientación que recrea el escenario de una forma fidedigna

- Esos momentos de pruebas de vida donde el valor demuestra que a veces se queda escondido en una esquina


Conclusión: Amantes del terror, del mal rato, de jugar llegando al límite. EllebannaA va a ser un disfrute absoluto
Sí, EllebannA es una de esas experiencias absolutamente necesarias de jugar. Cuando se consigue llegar a un extremo de esta forma, a los amantes del terror y de una experiencia intensa, están ante una de sus salas favoritas. La labor del Turco es absolutamente brutal y quedan momentos que no se os olvidarán en una larga temporada. B R A V O. Recomendando, por supuesto, el modo "Realista". 



19 Bº Izq, Carrer de Marinel·lo Bosch, 08222 Terrassa, Barcelona

Comentarios

Entradas populares de este blog

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ 60 minutos para morir ] 10 cosas que pueden aprender los que nunca han jugado a una Escape Room de esta película