[ 2019: Entre secuestradores chungos, pérdidas de la visión, hasta grandes aventuras en un templo y viajes en el tiempo ]


El 2019 nos dijo adiós después de una montaña rusa en los últimos 12 meses tras un apasionante 2018. Lo ha sido en la vida en general pero en el terreno de las Escape Rooms no se ha quedado atrás, como ya habéis podido comprobar con los 14 grupos escapistas que dejaron su resumen del año. Ha sido un año en el que he disfrutado muchísimo de algunas salas, de los juegos, de las inmersiones, de la sensación de escapar de la vida real... Vamos a centrarnos en lo bien que hemos pasado este año entre jugadores majos, Game Masters que marcan y dueños a los que querrías presentar a tus padres antes de pedirles matrimonio. Lo que me dejó el 2019: Entre secuestradores chungos, perdidas de la visión, hasta grandes aventuras en un templo y viajes en el tiempo

Action House es una ida de pinza continua. Un festival.

Comienzo por la que ha sido una de mis debilidades desde su apertura. Este año Action House han estrenado las nuevas versiones de sus dos juegos que se han reconvertido en Un Caso Perdido: Más Perdido que Nunca, a comienzos de año y Ratas de Biblioteca: Vísteme despacio que tengo prisa, casi a finales. Aunque casi son dos aventuras completamente nuevas excepto con algunos guiños a las anteriores versiones. Muy marca de la casa como los ¡Hereda como Puedas! de Halloween y el de Navidad, donde se saca el lado más competitivo, o el juego de rol de Nido de Cuervos donde todo, casi absolutamente todo, podía suceder. Las idas de pinza de este lugar son tan divertidas desde fuera... como desde dentro.

En estos meses hemos pasado por varios juegos grupales. En uno de ellos nos juntamos jugadores, dueños y game masters. Exactamente fue el Winers de Dale al Coco, que ahora se encuentra en el nuevo local que adquirieron. También decidimos pasar por una sastrería para darnos unos retoques a la ropa, se llama Locktopus y te dejan toda la ropa perfecta... aunque quizás haya que esforzarse un poco para conseguirlo (Guiño, guiño).

The Darkest Room donde la oscuridad es parte de su encanto

Por la capital también han nacido productos propios, como en su día Action House. Una de las propuestas más apasionantes ha sido The Darkest Room, un lugar donde la historia, la inmersión y el contexto en el que se sitúa hace que el hecho de por sí, jugar sin el sentido de la vista, haga una experiencia absolutamente completa. Así disfruté de su Escape Room, La Revolución de los Murciélagos, y decidí celebrar mi cumpleaños, a modo de sorpresa para mis amigos, en su Hall Escape que abrió a finales de año, El Reclutamiento de los Murciélagos.

En Madrid ha sido el año en el que han llegado algunas salas de Barcelona, una de mis favoritas ha sido La Mina: DIAVIK de Unreal Madrid, traída desde Barcelona con el 70% modificada, sin perder su esencia pero mejorando en muchas cosas para hacerlo todavía más entretenido. Se ha convertido en una de las imprescindibles de Madrid con todo merecimiento. El original de Unreal tiene The Narcos de Unreal Hospitalet, una sala que es enorme y que hay mil puzzles por hacer. Un no parar y todo por recuperar una cosita rica, buena y adictiva. Todo el mundo tiene cosas por hacer ¡Hay tantas!

El Bosque, un lugar misterioso, oscuro, lúgubre... Da buen rollito. No.

Así, hablando de ideas propias, ha sido este 2019 cuando ha llegado a Madrid el terror. El terror de verdad. Así fue con la apertura de El Bosque de Mindtrap que acumula una gran cantidad de anécdotas dentro de ese frondoso lugar. Muy poca información, muchos comentarios de personas que las han jugado y un juego muy intenso para valientes. Bueno, los no tan valientes tienen un modo fairytale.

En el último tramo del año llegó otro modo de terror, la gente de Madrid Terror se estrenaban con Paranormal Experience. Que tampoco se puede contar mucho más, hay que vivirlo. Si os mola el terror son dos visitas que hay que hacer, sí o sí, en la ciudad.

Kidnapped in Bcn es toda una experiencia donde el humor negro es su esencia

Por supuesto que he ido varias veces a Barcelona para seguir descubriendo algunas de esas salas que todo el mundo recomienda. La primera en la frente, que se suele decir, fue Kidnapped in Bcn: El efecto del Síndrome de Estocolmo, existe. No sólo eso, es que el momento de "Pero yo porque he reservado esto" también. Una experiencia inolvidable, entre el humor negro, el morbo y las risas. Todo junto. Ellos son los creadores de otras salas, entre ellas El Sorteo Room Escape. Una misteriosa exposición que no sabemos que nos puede deparar. Simplemente que el Sorteo no te da lo que quieres sino lo que te mereces, y yo me merecí que fuera mi sala nº 100 que jugaba. Afortunado fui que me acompañó mi iniciador en salas de escape, Jandro, junto a uno de los Game Masters que más me han marcado, Isaac de Whitechapel Room Escape. Fue una sala 100 estupenda, una jugada redonda.

Pero no sólo de secuestradores vive Barcelona, y alrededores, descubrí una Escape Room donde hay un toque que la hace diferente ¿Qué sucedería si pudieras jugar pero tuvieras que competir con tus compañeros y saber que información dar y cual no?. Así se lo plantean en Petit Piaf de Intringulis, un giro que hace que sea una sala diferente, aquí tuvimos la suerte de tener a Patri de The Witching Hour Room Escape como escapista invitada [y competitiva]. También salimos muy contentos de Toys de Bizarre porque si consideramos que una sala de escape nos devuelve a esa época que podíamos jugar sin ser mirados mal, aquí se duplica por completo esto.

Nunca una exposición me pareció tan interesante como El Diamante de Almas

En la última incursión por la ciudad condal fue un éxito tras otro, además de Toys y El Sorteo, nos lo pasamos como enanos estando en medio de una guerra. Esto es como nos lo plantean en Atrincherados que, para amantes del mundo de la guerra y de las aventuras, lo van a disfrutar muchísimo.

Esa misma tarde tuvimos la fortuna de ir a esa exposición de la que todo el mundo hablaba y no entendía el porque, El Diamante de Almas de Inmortal Room. Una vez visita la exposición me quedó clarísimo el porque iba tanto la gente. Otra de esas experiencias que hay que marcar para hacer porque no es lo mismo contarlo que vivirlo.

Akashaaaaaaaaaaaa... leedlo así como a cámara lenta, y prepararos para una aventura

En este lugar, Escapar, quiero escapar, también he escrito sobre programas televisivos de los 90 en varias ocasiones. Esos en los que te daban ganas de ser uno de los participantes y vivir la experiencia que veías por la televisión. Creo que en Tomb Hunter: La Leyenda de Akasha de Escape Barcelona han logrado esa sensación: una aventura en un templo, llena de emociones, de juegos, de tensión... una jodida aventura que, para aquellos que han jugado Alien, dicen que da un salto respecto a esta.

Que, hablando de televisión, creo que buena parte de los jugadores estuvimos enganchados a ese evento que montaron con El Gran Secuestro. Jugando entre la realidad y la ficción, nos pusieron en la situación de un espectador interactivo que tenía que ayudar a una serie de famosos que habían sido encerrados en unas habitaciones. Todo ello con una historia hilado y una motivación. La productora y TVE apostaron por un formato que generó una gran cantidad de movimiento social, incluso algunos teniendo curiosidad, debido a esto, por las Escape Rooms.

El Gran Secuestro nos tuvo varios días enganchados a YouTube y Twitter. Fue maravilloso

Este año también ha sido el de jugar mucho más a juegos de mesa, a la escasez de salas interesantes para jugar durante una larga temporada, decidí focalizarme en estos otros. Así descubrí juegos como Unlock!idas de pinza como Dungeon WC y ¡Arre Unicornio!confirmé que Sushi Go Party! es muy divertido, también llegó el momento de regresar a clásicos como el Atmosfear,

Suerte también es conocer a Eloi Pujadas, creador de varios juegos de mesa [como Shikoku], que también me enseñó un poco más sobre este mundillo, entre salas de escape que íbamos jugando. Al final este mundo es muy pequeño y todos somos frikis un poco de todo.

Eloi Pujadas con sus hijos, sus hijos en forma de juegos. Que esto no es La Bella y la Bestia.

Fue un año donde también recordar aventuras del pasado como Négone: La Fuga, aquel lugar que nació antes de tiempo. Hablando de tiempo, la falta de él me hizo no poder ir este año a Horrorland pero Tich estuvo allí y me permitió compartir su experiencia.

También hubo una entrada, la más visita de todas [Queda claro lo que vende un maromo] dedicado a Game Masters buenorros y hasta estuve ayudando a Escape Adictos en esta divertida entrevista a parte de los creadores de El Bosque en su sección Un Escape en tu mochila.

La Cronosfera era la guinda del año y no nos lo perdimos.

A nivel de salas de escape, no pudimos acabar mejor porque en dos días estuve en El Reclutamiento de los Murciélagos y al día siguiente jugamos a arriesgarnos, aunque teníamos alguna referencia positiva pero estaban recién abiertos, en La Desaparición del Profesor de La Cronosfera. Tres personas que salimos con la misma sensación de felicidad, eso pasa muy pocas veces y aquí salimos todos encantados. Sólo diré que mi reacción nada más salir fue abrazar a nuestro Game Master, como diciendo "Gracias, sigue habiendo esperanza".

El último párrafo lo voy a dedicar a otros jugadores, a los amigos que he ido creando en este tiempo como son El Goblin Lerdo -que ahora ya no son blogeros sino dueños y señores de Mindtrap-, Escapa2 - Fer, te echamos de menos, ¡Deja de estar tan ocupado!-, Gatomantes -dan ganas de achucharlos todo el rato-, Mongoescapistas -o como pasar de ser su Game Master a ser amigos-, Con B de Bichos, ExtrEscapers y muchas más que he ido conociendo en estos meses como La Nevera de Jack,  Bedeveres, Misteriosos Escapistas, Riders Escapistas... y un largo etc.

Así pienso en algunos jugadores-amiguis

Así llegamos al final, este año paso de dejar comentarios hacia algunas personas que trabajan en este mundillo y que hacen que el 80% de gente que le pone pasión y alma a las Escape Room parezca que no sea tanto. Por cierto: La mayor parte de jugadores sois gente encantadora, maja y divertida. A ver si algunos señores dueños y Game Masters dejan de pensar que es lo contrario porque, quizás queridos míos, el problema lo tenéis vosotros y no la gente que va a jugar. Me he vuelto a quedar a gusto.

En el horizonte más cercano de este 2020, viajaré a una aventura en Toledo para meterme en el mundo de Scum Island, espero poder comprar pronto el billete para el Orient Express y tengo pendiente una visita a Perro Loco que creo que me va a caer muy bien este compadre... Y todo lo que queda. Esto sigue siendo un mundo apasionante, espero que por mucho tiempo.


¡Feliz 2020 lleno de escapes!

Comentarios

  1. Llevo un tiempo leyendo tu blog y sólo quería comentarte que me encanta, me parece de los mejores que hay sobre escape rooms (¡y mira que hay!). Le das un toque muy original a tus opiniones y es algo que se agradece. También me gustan los artículos en los que comentas programas o juegos antiguos como los míticos La noche de los castillos o Atmosfear.
    En fin, soy una aficionada que juega normalmente en pareja y leyendo tus reviews, me dan ganas de hacer ya mismo todas las salas que recomiendas.
    Espero que tu 2020 sea mejor, aún si cabe, que el 2019, y que podamos leerlo por aquí.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Luz! Responde cuatro meses después al descubrir que al tener moderación de comentarios Blogger no me avisaba de cuando la gente los escribía... ¡Espero que vaya bien el confinamiento y muchas gracias por los piropos! <3

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

[ Atmosfear ] "SÍ, MI GATEKEEPER" El juego de mesa que nos hizo tener pesadillas

[ 60 minutos para morir ] 10 cosas que pueden aprender los que nunca han jugado a una Escape Room de esta película

[ 33 Frases que he escuchado (o dicho) en una Escape Room ]